La Contraloría General de la República debe ser reorganizada en su totalidad y modificar su Ley Orgánica para un mejor y más transparente manejo, así lo señaló Miguel Ángel Ferreyra, abogado y analista político.

“No hay forma que la Contraloría siga funcionando en las actuales condiciones que hoy opera. No solo por un tema de procesos y procedimientos sino por evidentes casos de corrupción donde hasta la fecha no se ha actuado de manera eficiente”, puntualizó Ferreyra.

El analista señala que el ex contralor general de la República Edgar Alarcón es la punta del Iceberg de una maraña de corruptelas y coordinaciones fuera de la Ley que realiza el máximo organismo en perjuicio del propio estado que debe defender. “Las OCI no hacen nada, solo están para cumplir con gastar sus presupuestos pero no realizan importantes acciones de control previo o control efectivo”.

Ferreyra recuerda que en los gobiernos regionales y municipios donde se han detectado flagrantes casos de corrupción han sido los medios de comunicación los que realizaron los descubrimientos y denuncias ante la opinión pública. “¿Y la Contraloría?, brillando por su ausencia”.

“Actualmente, la Contraloría cuenta con funcionarios muy vinculados a la gestión Alarcón y es obvio que se van a proteger para evitar más complicaciones. Que no nos extrañe un incendio misterioso o una robo de envergadura en la Contraloría antes que asuma el nuevo jefe de tan importante institución”.

Se debe intervenir la Contraloría para salvar su legado y el apropiado manejo institucional.

Fuente Diario Correo