Tras las observaciones de la Contraloría General de la República al proceso de licitación de las obras de rehabilitación de diques y la descolmatación de los drenes Sechura y 1308, la Secretaría Técnica Anticorrupción recomendó la separación del presidente y los miembros del comité especial de licitaciones de la sede central del Gobierno Regional de Piura.

El secretario técnico, Jaime Távara, explicó que el comité debió ser renovado desde que empezaron los cuestionamientos en el proceso de licitación, pues no garantizaba transparencia.

“La recomendación fue acompañar el proceso de licitación desde la formulación de términos de referencia y elaboración de bases para poder allí advertir riesgos, pero el comité decidió continuar sin las veedurías”, dijo.

Ahora, la secretaría técnica ha solicitado copia fedateada de los informes de control que ha realizado la Oficina Regional de Control Institucional (ORCI) para contrastar y corroborar si en las propuestas que presentaron las contratistas Rodema y Quiroz —quienes ganaron tres de las cuatro obras de rehabilitación por un monto de S/18 millones— existe información inexacta o falseada.

“Si se comprueba que han entregado información falsa o inexacta procedería de oficio la nulidad del proceso. Como secretaría vamos a cruzar la información para verificar que lo presentado por las contratistas es verídico”, indicó.

OBSERVACIONES

De acuerdo al informe de control N°039 realizado al procedimiento de selección de contratación de la elaboración del expediente técnico y ejecución del proyecto “Rehabilitación-descolmatación del dren Sechura”, el consorcio Río Piura, integrado por Constructora y Servicios Rodema E.I.R.L. y Julio César Quiroz Ayasta, no sustentó la experiencia requerida para la elaboración del expediente técnico ni para la ejecución de la obra.

Uno de los casos sería el del jefe de Estudio, para el cual el consorcio consignó a Fernando Elías Zuloeta como el profesional especialista.

Fuente Diario Correo