El consejero regional Jorge Sevilla Sifuentes señaló que se ha constatado irregularidades en el proceso de licitación y adjudicación del proyecto de la represa Ancascocha.

“Hay muchas irregularidades y documentos inexactos. Es muy probable que más adelante se declaré la nulidad del proceso de adjudicación”, comentó.

Asimismo, cuestionó la colocación de la primera piedra del proyecto que presenta serias observaciones por la Contraloría Regional.

“El Gobierno Regional pretende ejecutar una obra sin el saneamiento físico legal de los terrenos para esta obra”, comentó.

Agregó que los representantes de la Junta de Usuarios solicitó la reprogramación para el inició de la obra hasta lograr el saneamiento de los terrenos.

En otro momento, precisó que el Ejecutivo regional deberá responder por el proceso de ejecución que van a iniciar pese a estas observaciones.

“Se ha cumplido con un acto protocolar, todavía no hay avances de la obra y esto ha generado malestar e incomodidad en la población por las dudas al Prider”, finalizó.

Fuente Diario La Jornada

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.