Los ingresos por concepto de canon minero para los gobiernos regionales y locales del país ascendieron a S/ 1.862,7 millones a julio del 2017, un incremento de 24,4% con respecto a lo transferido en el 2016.

No obstante, dicho monto está lejos de los más de S/ 5.000 millones que fueron transferidos a las regiones por el mismo concepto en el 2012.

El alza de los últimos doce meses respondería a que Antamina (Áncash) y Cerro Verde (Arequipa), que tenían contratos de estabilidad jurídica y tributaria, ya terminaron su convenio y ahora pagan más Impuesto a la Renta (IR), que es la base del canon minero, según Perucámaras.

Además, según el consenso de los expertos, más que al alza de los precios internacionales, obedece a una mayor producción de algunas minas, como Las Bambas.

Un informe del Grupo Propuesta Ciudadana destaca que Arequipa es la región que recibió mayor inversión minera en los últimos años, impulsada por proyectos de expansión de Sociedad Minera Cerro Verde (SMCV).

Según la cartera de proyectos actualizada a enero del 2017, en esta región se invertirán US$ 5.000 millones, que representan el 10% de lo que está en cartera para todo el país.

La concesión de SMCV abarca un área de 20.825 hectáreas y aporta el 99% de la producción de cobre de la región.

Por regiones

De acuerdo con el informe de Perucámaras, Áncash fue la región que registró las mayores transferencias por canon minero, al recibir S/ 494,5 millones (26,5% del total), un incremento de 57,6% frente al 2016.

En segundo lugar se situó Arequipa con S/ 258,6 millones, un aumento de 1076,3%.

Más atrás se ubicaron las regiones de La Libertad y Cajamarca con S/ 255 millones y S/ 185,2 millones, respectivamente.

Las cuatro regiones concentraron 64,1% del total a nivel nacional.

En el ámbito de los gobiernos locales, la municipalidad distrital de San Marcos (Áncash) fue la que recibió más recursos con S/ 71,5 millones. Le siguen Cerro Colorado (Arequipa) con S/ 28,4 millones; Mariscal Nieto (Moquegua) con S/ 21,4 millones; y las municipalidades del Santa-Chimbote y Chavín de Huántar (Áncash) con S/ 21,2 millones y S/ 19,3 millones, respectivamente.

Del total de canon que pagan las empresas, el 10% se destina a municipios distritales, en el caso de Antamina (Áncash) lo capta el distrito de San Marcos; el 25% va para los gobiernos provinciales, en este caso el de Huari, y el 25% para el gobierno regional, de este monto sale el 5% para las universidades públicas, como la Antúnez de Mayolo en el caso de Antamina; el 40% se distribuye entre los gobiernos locales.

Jorge Manco Zaconetti, investigador de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM), opinó que al margen de que la distribución sea adecuada debería discutirse el uso eficiente de los recursos y sobre todo con transparencia.

“Estamos convencidos de que los fondos del canon minero fueron usados con corrupción, como en el caso del señor Álvarez, que fue declarado por el MEF como un mal ejemplo de uso de los recursos”, dijo.

Fuente La República