Tras culminar una auditoría a la obra ”Defensas ribereñas del río Zarumilla“, la Contraloría regional de Tumbes detectó un presunto perjuicio económico de S/11´270, 000.

La obra estuvo valorizada en S/56´801, 202 y el Proyecto Especial Binacional Puyango Tumbes (PBPT) fue la unidad formuladora.

Vale precisar que el contrato fue firmado en junio del 2009 con un plazo de ejecución de 360 días calendario.

La Contraloría ha especificado una serie de irregularidades cometidas en el proceso de contratación y adjudicación de la millonaria obra, la cual tenía por finalidad la construcción de 15, 752 metros de diques de defensa en el río Zarumilla.

OBSERVACIONES. La Contraloría ha informado que no se procedió de manera correcta en lo referente al concurso de adjudicación.

Detalla que los funcionarios del PEBPT permitieron que la empresa Contratista, ganadora de la obra, sustente en el rubro ”experiencias en obras similares“ documentos distintos a los requeridos en las bases.

Además, la contratista no acreditó en el rubro ”cumplimiento de ejecución de obras”, la culminación de los proyectos que eran parte de ese rubro, puesto que las obras se encontraban en ejecución y no habían sido liquidadas.

El comité especial a cargo del proceso de adjudicación pasó por alto estos detalles y sus integrantes permitieron a la contratista adjudicarse la buena pro, por un monto mayor al referencial.

También refieren que la empresa ejecutora solicitó el adelanto de materiales por un monto que superó los S/11´000, 000, que correspondía al 20% del presupuesto contractual.

Lo que llama la atención es que en la solicitud enviada al PEBPT solo se especificó el monto requerido, sin detallar la relación de insumos o materiales a ser adquiridos, los cuales eran necesarios para sustentar su pedido.

Esta irregularidad no permitió que la entidad corrobore si era concordante con el calendario de adquisición de materiales y si el monto correspondía al máximo permitido por cada insumo o material; no obstante, “la entidad otorgó el adelanto de materiales, en transgresión de la normativa”, señala la Contraloría.

Asimismo, se indica que el PEBPT, durante el periodo de garantía, ejecutó una obra y dos servicios complementarios, sin notificar a la empresa ejecutora, para que sea ella la que realizara la reparación de los daños, ya que el periodo de garantía no había vencido.

Ante ello la Contraloría especificó que por esa irregularidad se generó un gasto de S/9´027, 502.

SUPERVISORA. Se pudo conocer que los funcionarios del PEBPT también permitieron la firma del contrato de supervisión, a pesar que el consorcio encargado de esa labor incumplió lo estipulado en las bases, incluso no se aplicó ninguna penalidad por el retraso en el cumplimiento de las prestaciones.

La Contraloría regional de Tumbes indica que otro de los hechos más irregulares en todo el proceso es la emisión de un pago de S/64, 974 a un ingeniero, quien aseguró que nunca prestó servicios en la obra “Defensas ribereñas del río Tumbes”.

Fuente Diario Correo

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.