El empresario Jorge Dávila Pizango, detenido en julio de este año en un operativo anticorrupción, ganó la ejecución de obras públicas por más de 80 millones de soles entre el 2016 y el 2017. En marzo último, Dávila asumió el cargo de secretario regional de Ucayali del partido de gobierno, Peruanos por el Kambio (PPK).

Jorge Dávila fue arrestado junto con el alcalde de Yarinacocha (Ucayali), Gilberto Arévalo Ribeiro, cuando recibían una presunta coima en una oficina de San Isidro, en Lima.

Dávila se asoció estratégicamente con la empresa Turismo Civa para ejecutar al menos seis proyectos a través de su empresa, Negocios Agrícolas y Forestales, bajo la modalidad de obras por impuestos, al mismo tiempo que ganaba terreno en el partido de gobierno.

El último proyecto en el que participó, el mejoramiento de la carretera departamental Campo Verde-Nueva Requena, en Coronel Portillo, Ucayali, estimado en más de 60 millones de soles, precisamente se canceló luego de que Jorge Dávila resultara arrestado durante la operación que hicieron la Fiscalía y la Policía Anticorrupción.

Así lo confirmó el dueño de la empresa de transportes Turismo Civa, Luis Ciccia Vásquez, que ganó la buena pro de las seis obras que le encargó ejecutar a Dávila bajo la modalidad de obras por impuestos.

“Con Dávila estamos ejecutando actualmente la remodelación de dos plazas en Iquitos (por aproximadamente 8 millones de soles), dos obras en la localidad de Orellana, Ucayali (por poco más de 3 millones de soles), y la obra de Echarati (construcción de un puente carrozable por 13,5 millones de soles), que es la última que haré con él porque fueron aceptadas antes de que reventara (el caso del cobro de presuntas coimas). La que todavía no habíamos comenzado, aun ganándola en Pucallpa (una carretera por 63,5 millones de soles), fue desestimada por lo que sucedió”, dijo Ciccia a La República.

Efectivamente, el proyecto para mejorar la carretera departamental Campo Verde-Nuevo Requena quedó detenido tras la captura de Dávila, y Turismo Civa perdió la buena pro, según información pública de la Agencia de Promoción de la Inversión Privada (Proinversión), que también registra todas las buena pro que obtuvo Turismo Civa mediante la modalidad de obras por impuestos.

“Dávila es mi amigo hace más de 15 años. Todo iba bien hasta que pasó esto (el caso de la coima). Pero Civa no ha sido solicitada por la Fiscalía. No tendría por qué. Uno como empresario se dedica a dejar obras. El problema que tenga un consultor con una mala autoridad está lejos de lo que tenga que ver Civa”, aseguró Ciccia.

Labor partidaria

Jorge Dávila, recluido en Piedras Gordas –donde debe cumplir nueve meses de prisión preventiva mientras es investigado por los presuntos delitos de colusión y cohecho pasivo propio–, fue designado secretario del Comité Regional de Ucayali del partido de gobierno, Peruanos por el Kambio, en marzo pasado (ver documento).

El acta que confirma su nombramiento lleva la firma del presidente de ese partido, el congresista Gilbert Violeta, quien aseguró a este diario, por intermedio de su despacho parlamentario, que esa elección se realizó por propuesta de la Secretaría Nacional de Organización de PPK.

Como secretario en Ucayali, Dávila estaba encargado de reorganizar el partido a nivel provincial y distrital, según señala el acta que lo oficializó en el cargo.

El mismo documento detalla que los candidatos a secretarios regionales son elegidos “en base al mérito y los resultados conseguidos”.

Doce días después de su captura, el empresario fue retirado del comité regional de Ucayali de PPK por disposición de Violeta, quien designó en su lugar al ex candidato al Congreso Jorge Ríos Pezo.

“Según indica (Violeta), el partido espera que este tema se investigue y se aclare cualquier tipo de responsabilidad”, detalló personal de su despacho.

Dávila no solo dedicó tiempo al partido oficialista, sino también dinero en efectivo.

El empresario aportó 148.926 soles a la última campaña presidencial de Peruanos por el Kambio, en setiembre del 2016.

Claves

Encarcelado. Los jueces de la Segunda Sala Penal de Apelaciones dispusieron nueve meses de prisión preventiva contra Jorge Dávila al encontrar elementos de convicción que lo vinculan con los delitos imputados.

Investigación. El caso está a cargo de la fiscal anticorrupción Jessica Anastacio Cassana.

La pista del dinero conduce al MVCS

El Ministerio Público investiga los vínculos del empresario Jorge Dávila con funcionarios del Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento (MVCS), ante los que gestionó la aprobación del proyecto “Mejoramiento de vías urbanas en el jirón Santa Rosa de Lima”, valorizado en 4,2 millones de soles, en el distrito de Yarinacocha.

Las autoridades atribuyen a Dávila la pretensión de que se entregase la obra a la empresa Corporación Neptunia a cambio de una coima del 10% del total.

El 5% del presunto soborno sería para el alcalde de Yarinacocha, Gilberto Arévalo, según el empresario que realizó la denuncia y colaboró con la Policía Anticorrupción.

Fuente La República