En Lambayeque, un 30% de los usuarios del servicio de agua potable se ven perjudicados, porque actualmente existen 55 obras de saneamiento paralizadas en diferentes localidades del departamento, reveló la responsable de la Superintendencia Nacional de los Servicios de Saneamiento (Sunnas), Cristina Portocarrero Lau.

Detalló que en la última reunión con el gerente de Epsel, Mirko Jurado, se explicó que se trata de obras no entregadas, observadas y en proceso de arbitraje, todas relacionadas a la ampliación, el mejoramiento de los servicios de agua, alcantarillado y ejecutadas bajo administración municipal.

“Hay temas legales que resolver y la Contraloría tendrá que hacer su labor en este caso, porqué tenemos que ver medidas de contingencia, hay situaciones graves que no pueden esperar, sobre todo la desatención de la población”, indicó.

Dijo que en algunos casos los trabajos se ejecutaron de manera parcial, por sectores, dejando expuestas las alcantarillas y en otros se realizaron obras complementarias, que no terminaron de solucionar el problema, como lo ocurrido en San José y Ferreñafe.

Por ello pidió a las autoridades de la empresa Epsel adoptar las medidas de contingencia necesarias, para no seguir perjudicando a la población.

Fuente RPP

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.