La renuncia de Pablo de la Flor a la dirección ejecutiva de la Autoridad para la Reconstrucción con Cambios (ARCC) dejó en evidencia la incapacidad del gobierno ppkausa para poner en marcha el plan de acción frente a los desastres ocasionados por El Niño costero.

En tal contexto, resulta clave resaltar aquello que viene ocurriendo, según la Contraloría General de la República, en algunas de las regiones que integran el plan de reconstrucción establecido por el Ejecutivo.

La costa norte fue la más golpeada, hecho que se refleja en el alto presupuesto asignado por el MEF a las regiones situadas en esta zona del país. Así, la reconstrucción con cambios en Piura representaría una inversión de S/7,541 millones, en La Libertad de S/4,286 millones y en Lambayeque de S/3,115 millones.

Llueve sobre mojado

A causa de la inminente temporada de lluvias, también se ha considerado que una parte de los recursos otorgados sea para la prevención de inundaciones. De ese modo, Tumbes ha destinado el 53% de recursos para proyectos de este tipo, seguido por Ica con 35%, Lambayeque con 33% y Piura con 24%.

Por otro lado, las regiones que menor porcentaje de recursos han designado para evitar inundaciones son Áncash (6%), Cajamarca (7%) y Huancavelica (10%). Llama la atención que ni Arequipa, Junín o Loreto hayan contemplado emplear recursos para lidiar con esto.

En observación

Además, el Plan Integral de Reconstrucción con Cambios incluye un convenio con la Asociación Civil Transparencia para fiscalizar su ejecución. Así, el denominado Observatorio de Integridad funge como un mecanismo de participación ciudadana para frenar cualquier acto de corrupción.

Hasta el momento, solo seis de las trece regiones golpeadas por El Niño costero han sido inspeccionadas por Transparencia, según el portal de la Contraloría. Estas son: Áncash, La Libertad, Lima, Lambayeque, Piura y Tumbes.

Cuidados intensivos

Por su parte, la Contraloría ha detectado una serie de problemas administrativos y retrasos en las seis regiones mencionadas arriba. Esto, además de afectar potencialmente el costo de las obras, deja entrever la incapacidad existente a nivel regional.

Así, la Contraloría identificó demoras en los procedimientos de convocatoria y selección de servicios prestados para la descolmatación de los ríos, tal como sucedió en Áncash y La Libertad.

También ha advertido sobre la informalidad con la que se realizaron algunos procesos. En Piura, según la Contraloría, el Consorcio Río Piura inició actividades sin haber suscrito el contrato que asegure las garantías previstas en la normativa vigente, y sin contar con un supervisor que monitoree los proyectos y demás servicios prestados.

Finalmente, entre otros descuidos, la Contraloría halló problemas en la elaboración de presupuestos vinculados al uso de camiones, tractores y/o volquetes. Tanto en Lima como en Lambayeque, el costo resultó ser más alto de lo previsto. Asimismo, han identificado fallas técnicas en obras, como la de descolmatación del cauce del río Tumbes, donde se calculó erróneamente el número de kilómetros a trabajar.

Cifras

– 0% han destinado la regiones de Arequipa, Junín y Loreto a la prevención de inundaciones.

– S/7,541 millones es la inversión estipulada para la reconstrucción en Piura.

Fuente Perú21

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.