El Colegio de Ingenieros, filial Piura, fue una de las entidades que se opuso a la descolmatación por considerarla inútil en la prevención de inundaciones. Ahora vigila la obra y considera que hay irregularidades.

La descolmatación del río Piura, como ya lo sabemos, es un tema sensible porque en el 2015 se hizo una limpieza que no dio frutos. Dinero al agua. Con este antecedente, es lógico que la población considere innecesaria la obra. Sin embargo, Agro Rural, la Autoridad para la Reconstrucción con Cambios y el mismo ministro de Agricultura, Manuel Hernández, la han defendido a capa y espada.

Lo que ahora queda es vigilar, que por lo menos el dinero se invierta en su totalidad. Para el Colegio de Ingenieros en estos trabajos hay maquinaria obsoleta, no se sabe qué están haciendo, falta maquinaria y nadie sabe dónde está la tierra que sacan.

La vigilancia de los trabajos es buena y se tiene que hacer. Las autoridades deben escuchar a los técnicos y si hay errores subsanarlos, pero también quienes denuncian están en la obligación de presentar las pruebas porque los peruanos están cansados de la corrupción y también ven con decepción cómo los millones de millones, anunciados por las autoridades, no llegan y quienes se inundaron siguen viviendo en carpas, sin tener la esperanza de volver a sus hogares.

La vigilancia, la supervisión, la denuncia es buena, pero no tiene que llevar a paralizar las obras. Si hay dolo hay que denunciar, investigar y sancionar. Para ello, es preciso acopiar las pruebas porque así como se necesita transparencia también se tiene que velar por la honra de las personas y de las instituciones.

Fuente El Tiempo

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.