El nombre Alpha Consult, una de las principales empresas supervisoras de las obras ejecutadas por firmas brasileñas en el país —constructoras que están investigadas en el Ministerio Público por presunta corrupción— fue hallado de forma circunstancial en marzo de 2013 en el contenido de un disco duro externo de Ositran (Organismo Supervisor de la Inversión en Infraestructura de Transporte de Uso Público) al lado de la inscripción de un monto de dinero y también de anotaciones de supuestos pagos indebidos de Odebrecht.

La autoría del documento es atribuida a Juan Carlos Zevallos, presidente de Ositran de febrero de 2007 a abril de 2012, quien se encuentra en prisión de manera preventiva por 18 meses –desde marzo pasado– bajo la presunción de que recibió sobornos por US$ 780 mil para beneficiar a Odebrecht en la vía Interoceánica Sur, cuyo presupuesto inicial de US$ 800 millones se incrementó a más de US$ 4.000 millones.

El hallazgo de este documento, el cual tiene el título “Detalle de ingresos”, motivó a la Procuraduría Pública de Ositran a sospechar que Zevallos habría recibido dinero de firmas contratadas o supervisadas por la entidad y, en tal sentido, presentó una denuncia ante la Primera Fiscalía Anticorrupción en febrero de 2014, que fue archivada en diciembre de ese año y que tiempo después fue recogida por el equipo especial del Ministerio Público a cargo del caso Lava Jato en Perú.

Zevallos fue encarcelado pero el nombre de la supervisora Alpha Consult pasó inadvertido en la opinión pública a pesar de que no es la primera vez que aparece relacionada a casos de corrupción: a inicios de los 80 las primeras actividades cuestionadas de la compañía fueron incluidas en el escándalo Guvarte sobre la presunta sobrevaluación de los contratos en la construcción y equipamiento de centros penitenciarios, durante el segundo gobierno del presidente Fernando Belaunde (1980 – 1985).

Después, a fines de los 90, Alpha Consult figura vinculada al caso de la Vía Expresa del Callao, por el cual el ex alcalde y ex gobernador regional Álex Kouri fue sentenciado a cinco años de prisión.

Hoy Convoca.pe narra en este reportaje del proyecto “Memorias de la corrupción” publicado en alianza con el diario La República, hechos que pueden contribuir a las investigaciones de las autoridades sobre el papel que jugaron las supervisoras en la trama del caso Lava Jato.

Contratos millonarios

Según información oficial a la que accedió Convoca.pe, Alpha Consult obtuvo 7 de los 15 contratos con Ositran –de forma individual y en consorcio– para supervisar las obras adjudicadas a Odebrecht y otras compañías de Brasil. El monto de la contratación supera los US$ 48 millones, en total. Además, esta empresa consiguió buenas pro en el Ministerio de Transportes y Comunicaciones también para la supervisión de construcciones de las firmas brasileñas: seis contratos por más de S/ 121 millones en total, de manera particular y en asociación con otras compañías.

Entre los referidos proyectos de infraestructura o concesiones supervisados por Alpha Consult están la Interoceánica Sur (tramos 2 y 3), por la que el ex mandatario Alejandro Toledo se encuentra prófugo de la justicia por presuntamente haber recibido US$ 20 millones de parte de Odebrecht. La empresa también supervisó el tramo 4 de la Interoceánica Sur, la Interoceánica Norte, así como las obras de trasvase del proyecto Olmos, en Lambayeque. Todos estos contratos se encuentran bajo investigación.

Los reportes de la supervisora en algunos casos eran utilizados para sustentar adendas de los contratos e incrementos en el presupuesto.

En la búsqueda de más indicios sobre la posible conexión entre el recluido ex titular del organismo supervisor Ositran, Juan Carlos Zevallos, y el máximo directivo de Alpha Consult, Jorge Peñaranda, Convoca.pe revisó el movimiento migratorio de estos personajes y los cruzó con fechas claves de los contratos adjudicados por la entidad pública a la firma supervisora y otros hechos del caso de corrupción Lava Jato.

La ruleta migratoria

Juan Carlos Zevallos viajó a Brasil el domingo 16 de diciembre de 2007, tres días después de la fecha en que el nombre de Alpha Consult aparece consignado al lado de la suma de US$ 25 mil, como presunto pago al ex funcionario. Según el reporte de Migraciones, retornó a Lima al día siguiente. Cinco de los siete contratos obtenidos por esta empresa supervisora en Ositran se otorgaron durante la gestión de Juan Carlos Zevallos, cuyo monto bordeó los US$ 37 millones.

Un mes antes, en noviembre, Ositran había aprobado una adenda al contrato con el consorcio Vial Sur (integrado por Alpha Consult) por más de US$ 32 millones, para supervisar el tramo 2 de la Interoceánica Sur, obra ejecutada por un grupo empresarial liderado por Odebrecht.

Además, Zevallos y Peñaranda coincidieron por los menos en dos oportunidades en visitas a la misma nación, Estados Unidos, en el periodo en el cual el ex alto funcionario recibió sumas dinero de Odebrecht, entre 2008 y 2013.

En 2011, Peñaranda viajó a Estados Unidos el viernes 10 de junio y, el sábado 2 de julio, Zevallos partió rumbo al mismo país. El entonces presidente de Ositran retornó a Lima el sábado 9 de julio y el máximo directivo de Alpha Consult volvió a la capital peruana dos días después, es decir el lunes 11.

También en 2011, en febrero y noviembre, dos consorcios de los cuales forma parte Alpha Consult (Nor Oriental e Interoceánico Sur) firmaron tres contratos en total con Ositran por US$ 2.774.000.

Al año siguiente, en mayo de 2012, un mes luego de que finalizara la gestión de Juan Carlos Zevallos en Ositran, se repitió una secuencia similar. Peñaranda se fue primero a Estados Unidos el viernes 11 de ese mes y, un día después, Zevallos hizo lo mismo. Este último regresó al Perú el sábado 19 y el dueño de la compañía supervisora, el lunes 28.

Pero eso no es todo. Los registros migratorios también revelan extrañas rutinas en las que uno de los dos viajaba primero a un país y a las pocas horas, o días, el otro hacía lo propio, aunque no llegaban a coincidir en el mismo periodo de estadía.

En 2008 –año en que Odebrecht realizó los primeros pagos a Juan Carlos Zevallos–, Jorge Peñaranda estuvo del sábado 17 al miércoles 21 de mayo en Chile. Diez días después, el sábado 31 de ese mes, Zevallos enrumbó a suelo chileno donde permaneció hasta el domingo 8 de junio.

En agosto de ese año, Zevallos viajó a Estados Unidos entre el jueves 7 y el domingo 10. Luego de cuatro días, el jueves 14, Peñaranda se fue a territorio estadounidense y volvió a Lima el lunes 25.

En noviembre de 2009, el miércoles 11, el entonces presidente de Ositran partió otra vez rumbo a Estados Unidos y regresó al Perú el martes 17. Al día siguiente, el miércoles 18, el dueño de Alpha Consult fue a la misma nación, donde estuvo hasta el martes 24.

Algo similar pasó en 2011. Peñaranda volvió a irse a Estados Unidos, del jueves 31 de marzo al lunes 4 de abril, día en que Zevallos viajó a territorio estadounidense, lugar de donde retornó el sábado 9 a la capital peruana.

Círculo vicioso

Pero no es la primera vez que Alpha Consult, constituida en 1974, aparece vinculada a proyectos de infraestructura en los que se denuncian actos de corrupción. Las primeras actividades cuestionadas de esta compañía supervisora fueron incluidas en el emblemático caso Guvarte, referido a irregularidades en los contratos de la construcción y equipamiento de penales, durante el segundo gobierno de Belaunde.

“Esta concertación ilícita ha significado defraudación en agravio del Estado, en beneficio del consorcio Guvarte (conformado por las empresas españolas Gutiérrez y Valiente S.A. y Huarta S.A.), la supervisora Alpha Consult y la firma aduanera Hugo Eléspuru”, se lee en la acusación constitucional contra el ex ministro de Justicia, Enrique Elías Laroza, quien fue titular del sector entre 1981 y 1982.

Se indica también que Alpha Consult alegó que se limitó a presentar su informe ante la comisión de selección de la entidad.

Al respecto, el historiador Alfonso Quiroz, en su libro Historia de la corrupción, estimó que el aparente costo excesivo de las obras ascendía a 55 millones de dólares. Y, agregó, que este caso fue abandonado luego de que Elías Laroza fuera elegido diputado en 1985 y consiguiera inmunidad. El ex ministro siempre negó los cargos en su contra.

En esos momentos, Jorge Peñaranda era “director gerente” de Alpha Consult, la cual había fundado junto a sus entonces socios Luis Gardella Vidal y César Anza, en febrero de 1974.

La supervisora también figura en el informe de la Comisión Fiscalización sobre el caso de la Vía Expresa del Callao, por el cual el ex alcalde y ex gobernador regional Álex Kouri fue sentenciado a cinco años de prisión.

En el punto del documento –de marzo de 2008– en el que se plantea establecer responsabilidades penales, el grupo de trabajo parlamentario anotó que “los directores o ejecutivos de Alpha Consult que resulten responsables (entre ellos, el ex gerente general adjunto Fernando Carrillo)” habrían cometido falsificación de documentos, estafa, financiamiento por medio de información fraudulenta y asociación ilícita.

En la indagación estuvieron comprendidos, además de Carrillo, los hermanos Jorge y César Peñaranda Cabrera –en su condición de directivos de la compañía–, este último es miembro de la Cámara de Comercio de Lima y actual director ejecutivo del Instituto de Economía y Desarrollo Empresarial de este gremio.

Contacto estratégico

En 2004, la Comisión de Fiscalización indagó sin éxito el supuesto favorecimiento a Alpha Consult con contratos estatales por parte del entonces viceministro Jorge Villacorta, quien fue asesor del presidente Pedro Pablo Kuczynski hasta octubre último y en la actualidad es alto dirigente del partido de gobierno.

De mayo de 1999 al agosto de 2000, Villacorta fue apoderado de Alpha Consult “para que conjuntamente con Jorge Peñaranda y Fernando Carrillo Morales” representen a la sociedad para un proyecto de Agua Potable, según Registros Públicos.

Dueño de empresa supervisora no declara a la prensa

En 2003, cuando el ex asesor de PPK Jorge Villacorta era viceministro de la Construcción y presidente de Sedapal, el Consorcio Pro Agua –integrado por Alpha Consult, Serconsult y Ponce/Montes– obtuvo un contrato en esta entidad por S/ 2.250.000, de los cuales a la empresa de Jorge Peñaranda le correspondían S/ 843.750. También en ese año, Sedapal le otorgó dos adjudicaciones directas a Alpha Consult por S/ 24.760. En total, la suma que consiguió por estos contratos ascendió a S/ 868.510. La Comisión de Fiscalización archivó el caso en octubre de 2004.

Convoca.pe buscó la versión de Jorge Peñaranda, pero voceros de Alpha Consult señalaron que el empresario no declara a la prensa. Afirmaron que no han recibido notificación de la Fiscalía o del Congreso sobre el archivo hallado en Ositran vinculado a presuntos pagos indebidos a Juan Carlos Zevallos.

Respecto a la Vía Expresa del Callao, alegaron que el caso fue archivado y no se determinaron responsabilidades, mientras que sobre Guvarte refirieron no tener información.

Fuente La República