Para convertir a la región amazónica en una potencia agroexportadora que permita incrementar las exportaciones de alimentos hasta US$ 10,000 millones anuales, el primer vicepresidente de la República, Martín Vizcarra y el ministro de Agricultura y Riego, José Manuel Hernández, encabezaron hoy el inicio de obras del proyecto de irrigación Amojao, que facilitará contar con casi 10,000 nuevas hectáreas de cultivos.

La irrigación Amojao es un ambicioso proyecto de infraestructura hidráulica de gran magnitud ubicado en la región nororiental, margen derecha del río Utcubamba (Bagua), que comprende el riego de 9,815 hectáreas y el abastecimiento de recurso hídrico a la población de Bagua.

“Hoy venimos a dar inicio al proyecto Amojao, un proyecto que ha demorado más de 50 años pero el gobierno lo pone en marcha porque estamos aquí para dar soluciones a la agricultura. Desde el Ministerio, estamos comprometidos con un agro próspero y con dotar con más dinero en el bolsillo a los pequeños productores”, sostuvo el ministro.

El proyecto tendrá un enorme impacto social en la zona al beneficiar de modo directo a 2,410 familias (10,000 personas) ubicadas en los distritos de Copallín, La Peca, El Parco y Bagua. La obra permitirá no solo ampliar la frontera agrícola sino incrementar la producción y productividad agropecuaria, mejorar el nivel de vida de los beneficiarios, y sobre todo, generar fuentes de trabajo.

Asimismo, Amojao es un proyecto prioritario que impulsará el potencial agrícola (café, cacao, arroz, frutas, etc), pecuario (ganadería intensa) y forestal (70 millones de hectáreas de bosques).

También el proyecto considera la utilización de los recursos hídricos disponibles de las quebradas Amojao (2.0 m3/s), Nicaragua (3.9 m3/s) y la Negra (0.5 m3/s), en un total de 6.4 m3/s, para desarrollar 9,815 ha, de las cuales 5,541 hectáreas son de mejoramiento y 4,274 hectáreas de incorporación a la agricultura bajo riego. El proyecto se comprende tres etapas: Limonyacu (3,852 ha), La Peca (3,020 ha) y Copallín (2,943 ha).

El contrato para la ejecución del proyecto se hizo en virtud del contrato suscrito entre las autoridades del Proyecto Especial Jaén San Ignacio Bagua (Pejsib) y el Consorcio Bagua, conformada por las empresas (Construcción y Administración S.A e Hidalgo Hidalgo S.A), lo que abre el camino a la realización de uno de los grandes proyectos de irrigación en la selva. El Minagri informó que el vasto proyecto de irrigación demandará una inversión de S/. 161 millones.

“Hay otros proyectos en marcha en beneficio de la región Amazonas, como el Tigre y demás, que contribuirán a impulsar el agro y elevar la calidad de las familias del campo. Además, el Ministerio va a reforestar 10,000 hectáreas con una inversión de S/ 9 millones. Esto es el compromiso del gobierno con el agro del país”, señaló.

Fuente Diario Gestión