La madrugada de este lunes, el juez Richard Concepción Carhuancho dispuso 18 meses de prisión preventiva para cuatro representantes de las empresas consorciadas con Odebrecht que ganaron la licitación para construir la Carretera Interoceánica.

Ellos son: José Alejandro Graña Miró Quesada, Hernando Graña Acuña, Fernando Martín Gonzalo Camet Piccone y José Fernando Castillo Dibós. En tanto que Gonzalo Ferraro Rey tiene arresto domiciliario en una clínica local en la que permanece internado.

El magistrado Concepción Carhuancho explicó que tanto a Camet y a Castillo se les podría imponer una pena de 11 años debido a los delitos por los que se les acusa: lavado de activos y colusión, según reseña el diario El Comercio.

Por otro lado, a Graña Acuña y a Ferraro Rey les correspondería, según el juez, 8 años de prisión como mínimo. Mientras que Graña Miró Quesada podría permanecer, si se le halla responsable, hasta 6 años en la cárcel porque es acusado únicamente de colusión.

Para el Poder Judicial se cumplen los tres requisitos para dictar la prisión preventiva: hay elementos de convicción, se cumple la prognosis de la pena y existe peligro procesal que puede entorpecer el curso de la investigación.

A los empresarios se los acusa de haber presuntamente coordinado con la empresa brasileña Odebrecht para lograr adjudicarse la Interoceánica en sus tramos II y III y que las consorciadas Graña y Montero, JJ Camet e ICCGSA habrían sido parte del desembolso de las millonarias coimas al expresidente Alejandro Toledo.

Fuente América

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.