Algo huele mal en Punta Negra, y no es precisamente la basura que transporta un pesado compactador por sus calles, sino el nada limpio Negociazo que se habría hecho con él. ‘Cuarto Poder’ reveló cómo la municipalidad de Punta Negra paga casi medio millón de soles por un vehículo usado, además de otras graves denuncias sobre invasiones que han dejado a los vecinos sin vista al parque ni al mar. Una ola de irregularidades a vista y paciencia de las autoridades de este balneario.

Los vecinos ya están al tanto de la alerta de la Contraloría General de la República que advierte que el novísimo compactador de 15 metros cúbicos, en realidad, no tiene nada de nuevo. Llegó como nuevo en el 2017 para alegría de los pobladores que ya venían lidiando con muchos problemas por el recojo de basura.  Pero lo que la Contraloría ha logrado documentar es que su año de fabricación es del 2014. No es un cero kilómetros, sino una unidad con 4422 kilómetros de recorrido y que, además, no vino de la tienda sino del lejano municipio de Huancavelica.

Alguien manipuló el odómetro, lo que comúnmente conocemos como kilometraje. Una mano nada santa lo redujo 1551 kilómetros. La Fiscalía Anticorrupción de Lima Sur tiene motivos para enfocar sus investigaciones en este pequeño balneario, pero el camión de la basura no es lo único que huele mal.

Antonio Portal y su padre han vivido en su casa frente al mar de Punta Negra desde hace más de 20 años. Han respetado la existencia de un talud natural y el terreno adyacente que estaba destinado a ser un frondoso parque municipal. Pero, apenas terminó este último verano, unos sujetos desconocidos acamparon frente a su casa y nunca más se fueron. En semanas, levantaron 3 lotes usando máquinas, y nadie los pudo frenar.

El mapa del Instituto Metropolitano de Planificación, la entidad máxima que autoriza los mapas de los distritos, muestra en esta zona de color verde: frente a la casa de Antonio debería existir un parque. Pero la realidad es otra, solo hay invasiones. Y Antonio no es el único con este problema.

Los vecinos han llamado a la Policía, a Fiscalización, a la propia Municipalidad, pero a nadie parece importarle en absoluto, ni siquiera por tratarse de áreas destinadas a parques, que el mismo municipio debería defender como propias.

Es tan extraño el comportamiento del actual alcalde de Punta Negra que, según la Fiscalía Anticorrupción de Lima Sur, la Municipalidad podría estar inmersa en delitos de negociación incompatible y colusión; delitos tan graves que podrían llevar presa a una autoridad hasta por 15 años.

‘Cuarto Poder’ fue tres días seguidos a la Municipalidad de Punta Negra para conversar con el alcalde Willington Ojeda sobre todos estos problemas, pero él nunca estuvo disponible en su puesto. Por su parte, el gerente municipal aseguró que no puede dar muchos detalles porque todo está en investigación.

La Contraloría y la Fiscalía ya han avanzado las investigaciones, pero las que también avanzan son las construcciones hechas en zonas declaradas como parques, sin que nadie los detenga. Los denunciantes esperan que por fin alguna autoridad les haga caso y que todas las pruebas de presunta corrupción que han mostrado no terminen, irónicamente, en el compactador de basura cuya irregular compra también han denunciado

Fuente América TV