La Oficina Regional de la Contraloría General de la República en Tacna audita a cuatro instituciones públicas por obras que presuntamente se ejecutaron bajo irregularidades.

El jefe de la oficina regional, Hilario Bravo Pinto, detalló que las auditorías se realizan a la empresa de suministro de energía eléctrica “Electrosur”, la Entidad de Servicios de Saneamiento  (EPS) Tacna, la Municipalidad Distrital de Ilabaya y el municipio provincial de Jorge Basadre.

Explicó que las investigaciones se originaron gracias a denuncias particulares o publicaciones de la prensa. “Se evalúa las denuncias y si hay presunción  de irregularidades se procede a la auditoría de cumplimiento. Cada auditoría puede tardar un promedio de cinco meses”, explicó Bravo Pinto.

En caso de EPS Tacna, se investiga una obra de agua y desagüe ejecutada en el cercado de la ciudad el año 2015.

Sobre Electrosur, se investiga un proyecto de electrificación de hace varios años que pasó a un proceso de arbitraje.

En Jorge Basadre se audita la construcción de un colegio que presenta derrumbes.

En Ilabaya se denunció el 2016 la presunta pérdida de talonarios de cheques emitidos. Hoy la Contraloría investiga el caso.

Bravo sostiene que un equipo de profesionales de diversas especialidades participa de las auditorías, desde abogados, contadores e ingenieros.

Hasta la fecha llevan adelante la recopilación de documentos sin problemas, salvo cierto retraso que hubo de parte del municipio de Ilabaya en entregar documentos oficiales.

En estas situaciones la Contraloría reitera sus pedidos, pero al agotar esta vía, procedió a medidas más drásticas: solicitó el bloqueo de cuentas de Ilabaya. El Ministerio de Economía aceptó el pedido y bloqueó las cuentas de Ilabaya por 15 días en mayo pasado.

Al concluir las auditorías, la Contraloría remitirá recomendaciones y conclusiones a las entidades respectivas. Si se advierte algún presunto delito, darán parte a la Procuraduría del órgano de control.

Fuente La República