compras-estatales

Áncash: hallan irregularidades en adjudicación de saldo de obra que lleva 9 años inconclusa

Áncash: hallan irregularidades en adjudicación de saldo de obra que lleva 9 años inconclusa

La Contraloría General encontró graves irregularidades en la adjudicación del saldo de la obra de saneamiento del casco urbano de la ciudad de Caraz.

Se trata de un proyecto que comenzó en el año 2014 con un convenio de transferencia de recursos públicos entre el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento, la Empresa Prestadora de Servicios de Saneamiento Chavín y la Municipalidad Provincial de Huaylas.

Esta obra con la que se busca mejorar la calidad de vida de más de 2 mil pobladores de la zona urbana de Caraz, tiene tres contratos cancelados y a la fecha solo registra un avance físico del 10.6 %, a pesar de las transferencias económicas hechas entre el 2014 y 2023 por un total de 144 millones 810 mil soles. Parte de dichos recursos, incluso, se han devuelto al Tesoro Público.

Actualmente, la obra se encuentra paralizada y abandonada.

Según el informe de auditoría de cumplimiento N°034-2023-2-0339, en noviembre del 2020 servidores de la comuna provincial de Huaylas otorgaron la buena pro para ejecutar el saldo de la obra, por 49 millones de soles, a la empresa que presentó la mayor oferta económica y desestimaron hasta dos propuestas más ventajosas pese a que cumplían con los requisitos obligatorios.

El documento también advierte que la empresa ganadora no garantizó la disponibilidad del equipamiento estratégico, ni acreditó la experiencia de su especialista en obras eléctricas o electromecánicas, solicitada en las bases integradas.

Adicionalmente, existe una denuncia fiscal por falsificación de firmas formulada por la representante de una de las empresas consorciadas quien no reconoce su rúbrica en la etapa de perfeccionamiento de contrato realizada por el consorcio ganador, lo que transgrede el principio de presunción de veracidad.

Los hallazgos involucran a cuatro servidores públicos con presunta responsabilidad penal y administrativa, por eso, el informe fue comunicado a la Procuraduría Pública Anticorrupción Descentralizada de Áncash, al titular y miembros del Concejo de la Municipalidad Provincial de Huaylas, así como al Tribunal de Contrataciones del Estado y al Programa Nacional de Saneamiento Urbano para las acciones correspondientes. (C.I. – RSD Noticias).

Fuente Radio RSD

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »