compras-estatales

Corrupción en compra direccionada de laptops por 20 millones en el GORE Moquegua

Corrupción en compra direccionada de laptops por 20 millones en el GORE Moquegua

Un nuevo escándalo de presunta corrupción sacude nuevamente la administración de Gilia Ninfa Gutiérrez Ayala en el Gobierno Regional de Moquegua. Se han registrado hechos que evidencian malas prácticas administrativas y un posible direccionamiento para favorecer a un proveedor específico, relacionado con la reciente adquisición millonaria de computadoras portátiles destinadas a los estudiantes de nivel primario y secundario de la región.

La adquisición involucra la compra de 5,200 computadoras portátiles por un monto total de S/ 19,507,488.03 (diecinueve millones quinientos siete mil cuatrocientos ochenta y ocho soles con tres céntimos). Esta compra se adjudicó en tiempo récord a una sola empresa, a pesar de un informe previo de la Contraloría General de la República. Este informe, comunicado oportunamente a la gobernadora mediante oficio, advertía sobre la necesidad de tomar acciones preventivas y correctivas «inmediatas» debido a una serie de irregularidades en el proceso de compra.

A pesar de estas advertencias, el Gobierno Regional de Moquegua llevó a cabo la compra, la cual, según el informe de la Contraloría y la Unidad de Investigación de este Diario, no fue transparente. Se ha detectado un claro direccionamiento hacia una empresa de Ayacucho, lo que pone en duda la integridad del proceso de adjudicación.

La Contraloría alertó a la gobernadora Gilia Ninfa Gutiérrez Ayala sobre las irregularidades encontradas. Obviamente se zurraron en las advertencias del ente regulador.

ANTECEDENTES DEL CASO

La compra se enmarca dentro del proyecto “Mejoramiento de las capacidades informáticas y tecnológicas de los estudiantes de educación primaria y secundaria en las instituciones educativas públicas de la región Moquegua”.

El 19 de febrero se inició el requerimiento para el proceso de compra (Informes N° 044 y N° 045-2024-SO-RP-JMDY). Allí se conocía el valor referencial unitario de 3,500 soles para la laptop de primaria y un valor unitario de 4,000 soles del equipo para secundaria, por un valor total 19,507,488.03 (diecinueve millones quinientos siete mil cuatrocientos ochenta y ocho soles con tres céntimos).

Estos elevados precios unitarios despertaron las alarmas y el 24 de abril, el abogado Larry Ormeño Cabrera denunció públicamente que el Gobierno Regional de Moquegua, a través de su Especialista de Acuerdo Marco (cotizador), había realizado dos indagaciones de mercado tradicional que parecían tener la intención de engañar a la opinión pública.

Estas indagaciones aparentaban ser un esfuerzo para reducir el precio establecido por el cotizador electrónico. Pero en realidad, el objetivo parecía ser provocar que solo un grupo limitado de empresas, que no son proveedores habituales y que venden marcas chinas, hicieran observaciones o consultas. Este truco buscaba justificar cambios o actualizaciones en las especificaciones técnicas de los requisitos.

Sorprendentemente, estas indagaciones de mercado se realizaron exclusivamente con las marcas «Dynabook» y «Ciber», excluyendo a potenciales proveedores y marcas reconocidas como HP y Lenovo. Esto llevó a la compra de computadoras a un precio mucho más alto en comparación con las marcas de renombre del mercado. Vale decir que el Gobierno Regional de Moquegua prefería pagar por las computadoras chinas un precio excesivo en relación a los precios de estas marcas reconocidas en el mercado.

GOBERNADORA DEFIENDE LA COMPRA

Ante la denuncia de irregularidades, la propia gobernadora regional, Gilia Ninfa Gutiérrez, salió en defensa de esta sospechosa compra. El 25 de abril, durante una entrevista en Radio Americana, Gutiérrez defendió la compra como si fuera una experta en Contrataciones del Estado. Afirmó que todo el proceso se llevó a cabo de manera correcta y que la denuncia presentada por el abogado Larry Ormeño era infundada.

La gobernadora explicó que el estudio de mercado tradicional se realizó con proveedores que fueron considerados en el año 2023.

Sin embargo, surge una pregunta importante: si el estudio de mercado de 2023 fue mal ejecutado, ¿por qué la gobernadora justificó esta compra y defendió todo el proceso públicamente a través de esa emisora?

INTERVIENE LA CONTRALORÍA

Ante los sucesos mencionados, la Contraloría asumió su rol y emitió el 8 de mayo Hito de Control Nº 033-2024-OCI/5347-SCC, relacionado con el Control Concurrente del Gobierno Regional de Moquegua. En este informe, se destacaron dos situaciones adversas que amenazan la continuidad del proceso.

Una de estas situaciones se ha comunicado previamente a través del Reporte de Avance ante Situaciones Adversas N° 01-2024-OCI/5347-SCC y Avance ante Situaciones Adversas N° 031-1-2024-OCI/5347-SCC, mientras que la otra se detalla en el informe actual del Hito de Control Nº 033-2024-OCI/5347-SCC. Estas observaciones validan las preocupaciones planteadas por el abogado Larry Ormeño.

La Contraloría alertó a la gobernadora Gilia Ninfa Gutiérrez Ayala sobre las irregularidades encontradas, exigiendo acciones inmediatas para asegurar la integridad del proceso. Se le hizo hincapié en la necesidad urgente de implementar medidas preventivas o correctivas. Sin embargo, la autoridad desestimó por completo estas recomendaciones del órgano de control, optando por que sus funcionarios prosigan contra viento y marea con el proceso de compra a pesar de las advertencias.

SE CONSUMA UN HECHO MÁS DE CORRUPCIÓN

Seis días después de ignorar las advertencias de la Contraloría con fecha 14 de mayo de 2024, el Gobierno Regional de Moquegua formalizó las siguientes adquisiciones de la marca «Dynabook» junto con la empresa GRUPO MEGATEC S.R.L, identificada con RUC 20494879329.

Estos contratos se llevaron a cabo de la siguiente manera:

Contrato OCAM-2024-880-110-0: Para la adquisición de 2,618 computadoras portátiles, por un monto de S/ 10,471,102.55 (Diez millones cuatrocientos setenta y un mil ciento dos con cincuenta y cinco soles).

Contrato OCAM-2024-880-109-0: Para la adquisición de 2,582 computadoras portátiles, por un monto de S/ 9,036,385.48 (Nueve millones treinta y seis mil trescientos ochenta y cinco con cuarenta y ocho soles).

PRINCIPALES IRREGULARIDADES IDENTIFICADAS

El informe de la Contraloría, identificado como Hito de Control N° 033-2024-OCI/5347-SCC, señala las siguientes anomalías en el proceso de adquisición:

Limitación Injustificada de Proveedores: El especialista (cotizador) del Gobierno Regional redujo el universo de bienes a ser cotizados, limitando la selección a solo cuatro proveedores para el nivel primario y tres para el nivel secundario. Esto contravino la normativa de Perú Compras, que exige una amplia selección de fichas de producto para maximizar la competencia y obtener mejores ofertas.

Selección sesgada de fichas de producto:

La selección de las fichas de producto se basó únicamente en la característica de la marca «Dynabook» y «Ciber», en lugar de considerar una variedad de especificaciones técnicas. Esta práctica no solo restringió la competencia, sino que también violó las reglas estándar del método de contratación a través de los Catálogos Electrónicos de Acuerdos Marco.

banner licita

Falta de Utilización del Cotizador Electrónico:

A pesar de las directrices de Perú Compras para utilizar el «Cotizador Electrónico» en la determinación del valor estimado, el especialista optó por realizar estudios de mercado tradicional, aplicables a contrataciones ordinarias, sin tener en cuenta que era una compra millonaria. Esto resultó en una evaluación inadecuada de las ofertas disponibles.

Advertencias Ignoradas por el Gobierno Regional:

La Contraloría había advertido previamente al Gobierno Regional sobre las irregularidades en el proceso de adquisición. Sin embargo, a pesar de estas advertencias, los contratos fueron formalizados sin adoptar medidas correctivas.

La gobernadora regional, Gilia Ninfa Gutiérrez Ayala, sabía oficialmente sobre estas situaciones adversas y se le solicitó la adopción inmediata de acciones correctivas para asegurar la transparencia y la continuidad del proceso de adquisición, pero hicieron caso omiso y se continuó con la compra.

NO TOMARON EN CUENTA OTRAS MARCAS

La gestión de Gilia Gutiérrez Ayala ha optado por adquirir laptops «Dynabook», excluyendo deliberadamente marcas reconocidas del proceso. Incluso, los representantes de LENOVO enviaron cartas al GORE Moquegua solicitando participar en el proceso con ofertas más competitivas, pero fueron ignorados.

Lenovo (Asia Pacific) Limited Sucursal del Perú envió una carta sin número el 22 de abril de 2024, dirigida a la Jefa de Logística del Gobierno Regional de Moquegua. Además, se envió otra comunicación el 1 de abril al jefe del Proyecto para la Adquisición de Computadoras, ofreciendo productos con mejores características y con una lista precios. Sin embargo, todas estas solicitudes fueron rechazadas de manera inflexible.

El GRUPO MEGATEC vendió las laptops para primaria a S/ 4,344 cada una, mientras que LENOVO ofrecía equipos con mejores características a un costo unitario de S/ 3,310. Esto resultó en un perjuicio económico total de S/ 489,985.48 para el Gobierno Regional de Moquegua, al favorecer a la marca «Dynabook».

Para las laptops de secundaria, GRUPO MEGATEC vendió cada unidad a S/ 4,986, mientras que LENOVO las ofreció a S/ 3,850. En este caso, para la adquisición de computadoras portátiles nivel secundario, el GORE habría incurrido en un perjuicio económico de S/ 391,802.55.

Es importante destacar que esta preferencia por el GRUPO MEGATEC y su marca «Dynabook» fue resultado de la manipulación del especialista de compras del GORE. Este especialista redujo deliberadamente el número de productos sujetos a cotización por parte de los proveedores registrados en Perú Compras, limitando así la selección de otras marcas como LENOVO que están disponibles en la plataforma Perú Compras. La Contraloría advirtió esta situación.

El especialista seleccionó las características exclusivamente basadas en la marca «Dynabook» y «Ciber», lo que restringió la cantidad de productos disponibles para la selección y la inclusión en la lista de compras, impidiendo así una mayor participación de posibles oferentes como HP, Lenovo u otras reconocidas marcas.

Como evidencia de este direccionamiento, la Contraloría General de la República demostró que se podían lograr hasta 535 fichas de productos para laptops de primaria y hasta 106 fichas de productos para laptops de secundaria, en base a las características más relevantes del requerimiento. Es evidente que el GORE Moquegua no realizó este trabajo con la intención lógica de favorecer a la empresa ayacuchana, ya que solo “trabajó” con 7 fichas.

Este caso plantea interrogantes significativas sobre corrupción. ¿Por qué las advertencias y recomendaciones de la Contraloría no fueron consideradas en este proceso de compra? ¿Por qué la gobernadora regional Gilia Gutiérrez defendió este proceso a través de medios de comunicación, justificando estas compras de laptops a pesar de las irregularidades evidentes?

Es evidente que, lamentablemente, en este caso prevalece la corrupción por encima del objetivo de mejorar la calidad de los equipos educativos, trabajando de manera transparente.

Fuente Prensa Regional

24VIDEOS

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »