Según un reportaje publicado hoy por el diario El Comercio, las empresas del aspirante a colaborador eficaz, Zamir Villaverde, tuvieron movimientos por más de S/ 5 millones durante los tres primeros meses de la gestión del presidente de la República, Pedro Castillo, según un reporte de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) remitido a la Segunda Fiscalía Supraprovincial Corporativa Especializada en Delito de Lavado de Activos.

Además, estos ingresos, según la UIF, “presentaron un volumen mayor con un promedio mensual de S/ 1’750.000, aproximadamente, respecto a lo realizado el primer semestre del mismo año” cuando los depósitos fueron “específicos y con un promedio mensual de S/ 170.000, aproximadamente”. Es decir, en casi 2 meses, abruptamente se incrementaron 10 veces más.

Transacciones millonarias

Dicha información indica que la empresa Vigarza S.A.C., propiedad del empresario, registró, entre el 9 de agosto y el 19 de octubre del año pasado, 27 depósitos en efectivo a su cuenta en el banco Interbank por un total de S/ 5’243.101. Dichas transacciones, según El Comercio, fueron ordenadas por Zamir Villaverde y Diana Natalie Alvarado Villegas, una ciudadana chiclayana de 33 años.

Ambos personajes justificaron ante el Registro de Operaciones en Efectivo de Mayor Cuantía (Roemc) que el origen de los fondos eran por la “venta de mascarillas, alcohol y guantes” y por “ahorros de clientes/servicios de seguridad”. Además, según el reportaje, casi todos los depósitos fueron ordenados y ejecutados por Alvarado Villegas y, en varios casos, superaron los S/ 300.000.

Estos ingresos por más de S/ 5 millones, de acuerdo con la UIF, se destinaron al pago de planillas y proveedores; sin embargo, también se hicieron “transacciones interbancarias” al Estudio Villaverde S.A.C., también de propiedad del empresario. Entre el 4 y el 26 de noviembre del año pasado se realizaron 9 transferencias a dicho estudio legal por S/ 1’326.684. Las transacciones fueron ordenadas por Vigarza y Grupo Vigarza S.A.C.

Ya en la cuenta bancaria del estudio, siempre según la UIF, “los fondos fueron utilizados a través de retiros en efectivo y transferencias por Banca por Internet (BPI)”.

Además, dicha unidad de inteligencia señaló en otro informe que, hasta el pasado 8 de junio, en las cuentas bancarias de Villaverde, Vigarza, Mazavig y Villaverde Company, también empresas de Villaverde, solo había S/ 76.814 y US$ 2.225. Dichos montos fueron congelados por la UIF.

Coincidencias

Como se sabe, en el diálogo de “los cien grandes” del 4 de noviembre pasado entre Zamir Villaverde y el exministro de Transportes, Juan Silva, transcrito por la Fiscalía, el empresario insinuaba que, a través de sus empresas, se podría “justificar” el ingreso del dinero de las presuntas coimas provenientes de licitaciones públicas.

Según El Comercio, el ingreso de los más de S/ 5 millones a las cuentas de las empresas de Villaverde coinciden con las fechas en que varias empresas cuestionadas obtuvieron la buena pro en licitaciones. Tal es el caso de la adjudicación de la obra Puente Tarata al consorcio integrado por Termirex S.A.C., Tapusa y HB Estructuras Metálicas, realizada el 22 de octubre del año pasado, por un monto de S/ 232.5 millones.

Además, según el reportaje, el 4 de noviembre pasado, día de la conversación Villaverde-Silva, se registra el retiro de S/ 100 mil en el estado de cuenta del Estudio Villaverde S.A.C., según lo entregado a la Fiscalía por el colaborador eficaz N° 2.

Asimismo, las 9 transferencias de las que fue beneficiario el estudio jurídico de Villaverde por parte de Vigarza fueron realizadas entre los días en que varias otras empresas cuestionadas ganaron licitaciones. El 9 de noviembre pasado, China Railway Tunnel Group ganó la buena pro de un servicio de conservación vial por un total de S/ 51’960.769.

Al día siguiente, 10 de noviembre, el consorcio integrado por China Gezhouba Group Company ganó otra licitación pública por S/ 53’464.653.

Familia presidencial

Por otro lado, el reporte de la UIF señala que otra de las empresas de Villaverde, Mazavig S.A.C., compró en diciembre pasado la camioneta Toyota de placa BWO-587 por US$ 57.500 la cual era usada por Fray Vásquez Castillo, sobrino del Presidente, quien se encuentra  prófugo de la justicia.

El pago del vehículo, según la información, se habría realizado en dos partes: el 19 de agosto se hizo un depósito en efectivo de US$ 10.000 y el 25 de ese mes, se trasfirió US$ 47.500.

Según Villaverde, Mazavig le alquilaba el vehículo al sobrino del Presidente por un monto de S/ 200.00 pero que este dinero “no está bancarizado”.

Fuente El Comercio

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

18 − nueve =

Translate »