EsSalud Arequipa sigue repitiendo la historia de siempre: servidores y funcionarios que ocasionan un grave perjuicio y forado económico. Mediante el informe N°025-2022 la Contraloría determinó un perjuicio de S/ 1 millón 461 mil 731 por la obra de “Mantenimiento del piso 3 para hospitalización por contingencia Covid-19 del Policlínico Metropolitano”.

En el 2020 se priorizó el proyecto, pese a pedidos de ampliación hospitalaria de los hospitales Carlos Alberto Seguin Escobedo y Yanahuara. Pese a no contar con aprobación de la Gerencia Central de EsSalud, y no sustentar la necesidad, se hizo pasar una obra nueva por un servicio. De esa manera se llevó adelante la contratación directa por S/ 5 millones 453 mil 819. Luego se realizó un servicio complementario por S/ 705 mil 542. Esto pese a las advertencias que se realizó ante el entonces gerente de la Red Asistencial Arequipa, Edilberto Salazar Zender, empero no se hizo caso.

Con nombre propio

Se recibieron tres cotizaciones, una de ellas Abugattas Abusada Arquitectos EIRL, empresa que finalmente fue elegida y por la que hay un claro direccionamiento, según Contraloría. La empresa no acreditó la experiencia en la especialidad, ni tampoco EsSalud revisó su cotización. Pese a que en su propuesta aseguró concluir la obra en 48 días, pidió la paralización por 90 y una ampliación de plazo por 70 días.

En la entrega de la obra no se advirtió la falta de equipos ofertados y trabajos no ejecutados por el proveedor por el valor de S/ 754 193. Aun así, el jefe de la Oficina de Ingeniería Hospitalaria y Servicios. Jesús Obando, dio la conformidad. Pese a los retrasos y la no conclusión, se pagó todo al privado y no se cobró una penalidad por S/ 543 584.

Además, EsSalud convocó a un servicio complementario. En los términos de referencia participó la misma Abugattas Abusada y ejecutó la contratación vulnerando la Ley de Contrataciones del Estado que lo impide. Igualmente, se le otorgó mayores plazos y no ejecutó trabajos por el valor de S/ 93 mil. Pese a los incumplimientos se pagó S/ 705 mil, pero no se la castigó con la penalidad de S/ 70 554.

Fuente La República

Translate »