La ministra de Salud, Rosa Gutiérrez Palomino, dijo que en el país hay 57 infraestructuras de hospitales paralizadas “que superan los S/ 3 500 millones de inversión”.

La integrante del Ejecutivo advirtió que, si estas obras no son destrabadas, “terminarán costando tres veces más de lo previsto en el expediente técnico”.

La ministra de Estado explicó que construir un hospital es un proceso complejo que involucra el estudio de preinversión y de suelo, calcular la población beneficiada, proyectar las especialidades que tendrá, así como el recurso humano que requerirá.

Por ello, señaló que el Minsa ha realizado un diagnóstico hospital por hospital “como si cada uno fuera un paciente” para brindar toda la asistencia técnica e inyectar el presupuesto que necesiten y ponerlos a disposición de los usuarios.

Rosa Gutiérrez Palomino precisó, además, que estos 57 establecimientos de salud tienen entre 7 y 29 meses de paralizados, razón por la cual ha convocado este 10 de marzo a la Asamblea Nacional de Gobiernos Regionales (ANGR), pues la mayoría de hospitales son unidades ejecutoras.

“Solo así podemos recuperar la inversión que se ha hecho. Para este año, vamos a recuperar la operatividad del 40 % de estos 57 establecimientos de salud y a finales del 2024 cerrar con todos”, sostuvo.

Situación en Puno

Por otro lado, la ministra de Salud afirmó que existe una preocupación por el sur del país, donde, apuntó, es necesario llegar con el shock de inversiones.

“No hemos dejado de trabajar con la Dirección Regional de Salud (Diresa) de Puno y EsSalud para garantizar la operatividad de los hospitales; sin embargo, tres veces no he podido llegar por los problemas que existen, la salud no tiene color político. Para un hospital de Puno tenemos S/ 350 millones, ese presupuesto no lo hemos tocado, pero necesito que me den la oportunidad para acelerar el paso y dar soluciones a sus problemas de salud”, agregó.

Fuente RPP

Translate »