Indicios de irregularidades en la adquisición de equipamiento médico, pagos con sobrecostos e inaplicación de penalidades por incumplimiento de plazo, que generó perjuicio económico por S/ 25,150, identificó el personal de la Contraloría luego de realizar supervisiones en el Hospital Regional Eleazar Guzmán Barrón.

Hallazgos

Según el Informe N° 4-2022, en setiembre del 2021, la Unidad de Logística del nosocomio atendió el pedido de adquisición de bienes después de 65 días de haberlo recibido, efectuando la compra directa de cinco tensiómetros para adultos con un precio superior a lo cotizado y sin aplicar penalidades por la demora de 7 días en la entrega de los bienes, lo que ocasionó un perjuicio de S/ 4,487.

En tanto, de acuerdo al Informe N° 5-2022, los funcionarios del hospital habrían permitido un sobrecosto de S/ 4,476 en el servicio de acondicionamiento de lavadero del área de lavandería del hospital, al haberse considerado un exceso de metrados en las partidas de concreto, encofrado, desencofrado, enchape de porcelanato, demolición y reposición de piso de concreto, corte de piso cerámico.

Además, la comisión de control identificó que la Unidad de Servicios Generales y Mantenimiento del nosocomio, en diciembre del 2021, otorgó conformidad al servicio de mantenimiento y mejoramiento del pozo de cisterna sin indicar los dos días retraso injustificado en la ejecución; por ello correspondía penalizar con S/ 1,187.

En diciembre del 2021, el nosocomio compró un oxímetro de pulsos neonatal para el monitoreo continuo de las funciones vitales del recién nacido en el transporte de la sala de partos al Servicio de Neonatología. Sin embargo, se detectó que el modelo del equipo comprado dejó de fabricarse en el 2009 y fue adquirido como si fuera del año 2020, lo que generó un perjuicio de S/ 15,000. Esto se advierte en el Informe N° 6-2022.

Fuente Diario Correo

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

11 − tres =

Translate »