La construcción de la Vía Expresa es una prioridad para la gestión del gobernador regional de Cusco, Jean Paul Benavente.

La autoridad espera que los impases surgidos en torno al proyecto sean superados, para que el 17 de octubre puedan recibir las propuestas de las empresas interesadas en construir la obra vial. Esta apunta a resolver el problema del transporte público en la Ciudad Imperial.

Hay varias observaciones y un proceso arbitral, vinculados al proyecto que costará alrededor de S/ 320 millones y unirá los distritos de San Jerónimo y Wanchaq. Será financiado gracias a un préstamo del Banco Mundial (BM).

Costos de obra

La semana pasada, el Colegio de Ingenieros observó el supuesto sobrecosto de la obra, porque cada kilómetro demandará unos S/ 51 millones. Ese monto, según los ingenieros, supera los precios del mercado.

Para despejar esos reparos, el proyecto especial Plan Copesco, a cargo de la obra, informó ayer en una reunión privada a los representantes de los colegios profesionales y los alcaldes sobre las características y el porqué del alto costo de cada kilómetro de la Vía Expresa. Los datos fueron entregados en reserva, porque estos no pueden hacerse públicos debido a una cláusula de confidencialidad, fijada en el convenio de préstamo con el Banco Mundial.

Arbitraje sin fin

Otra de las dificultades para el inicio de la obra es el proceso de arbitraje iniciado en 2012 por la ciudadana Marina Pacheco contra el Gobierno Regional de Cusco por el pago de S/ 80 millones, puesto que la construcción de la vía afectaría su propiedad.

El caso está en manos de un tribunal arbitral en Lima, que retrasa la resolución del caso. Van más de ocho años y la emisión del laudo se postergó tres veces, solo en lo que va del 2019. Al respecto, el Gobierno Regional de Cusco sostiene que el reclamo de Pacheco debería desestimarse. Si la controversia no es resuelta, podría retrasar la licitación y el inicio de las obras. El gobernador Jean Paul Benavente espera una rápida solución para recibir las propuestas de las empresas postoras. Quiere entregar la obra concluida dentro de dos años.

Es necesario recordar que Marina Pacheco prometió que donaría esas tierras para la construcción de la vía, cuando fue candidata al Congreso en las elecciones de 2011. No obstante, perdió la elección y no cumplió con su compromiso de campaña.

“Unidad ayuda a dar pasos al desarrollo”

Autoridades de la municipalidad provincial, Gobierno Regional de Cusco, comunas distritales, Fiscalía y Policía desarrollaron ayer por la mañana una visita de inspección al trayecto de la Vía Expresa para continuar con la liberación de la ruta.

La semana pasada, retiraron materiales de desmonte y desalojaron a personas que habían usurpado terrenos del Estado, para que el trazo esté libre y así haya condiciones para ejecutar el proyecto vial.

“Solo la unidad demostrada en esta acción nos permite dar pasos firmes para lograr el desarrollo de Cusco. La firmeza de la Fiscalía y Policía, sumada al liderazgo de los alcaldes, nos abre las puertas para ejecutar obras en beneficio de nuestra población”, dijo Benavente.

Fuente La República

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

19 − nueve =

Translate »