Desde 2019, una de las modalidades mediante la cual la Policía brinda un patrullaje 24/7 es el “renting”. Pese a su costo elevado, este permite a la institución disponer de los patrulleros necesarios a través de una empresa que les entrega los vehículos, realiza su mantenimiento y reemplazo inmediato ante fallas o choques.

Actualmente, la PNP cuenta con 900 patrulleros a disposición de Lima y Callao. El 100% de estos vehículos fueron alquilados en 2019 a 146 millones de soles a través de una licitación pública. Este contrato vencería en octubre. Sin embargo, hasta la fecha, no se contaría con una contratación en curso o con algún plan para garantizar la seguridad ciudadana en las calles.

Según las declaraciones que brindaron expertos al programa “Cuarto Poder”, el proceso para contratar el servicio de “renting” debería ya estar en su etapa final, por lo que se muestran preocupados ante el posible escenario de que Lima y Callao se queden sin patrulleros hacia el mes de octubre.

“No hay contrato, no hay convocatoria a concurso público, ni siquiera se sabe si aún terminaron su estudio de mercado para saber quiénes le pueden proveer del servicio de alquiler de esos patrulleros, no hay nada”, aseguraron.

A cuatro meses de cerrar contrato, el Mininter no ha tomado medidas para llevar a cabo un adecuado proceso de selección. Además, expertos señalan que estos procesos se realizan con un mínimo de 6 meses de antelación pues demanda. “Una convocatoria, etapa de consultas, observaciones, evaluaciones de propuestas técnicas y económicas y la buena pro, eso no se lleva a cabo en una semana (…), tiene que haber una evaluación muy responsable porque estamos hablando de garantizar la seguridad ciudadana”, declaró un experto en licitaciones al programa de América.

A esto se suma que, según información del propio Mininter, el proveedor antes de entregar los vehículos debería contar con 210 días para que los adecúe a las necesidades de la PNP.

El ministro Dimitri Senmache plantea salida de emergencia

Al ser consultado acerca de este tema, el recién nombrado ministro del Interior, Dimitri Senmache, planteó una solución: “Por la Ley de contrataciones, nosotros podríamos (pagar) un adicional de un 25% si el monto es de 146 millones”.

Si bien reconoce eso sería como “apagar el incendio por unos meses” mientras se realiza el proceso, según Senmache eso evitaría un desabastecimiento de patrulleros.

Acerca de la responsabilidad que recaería sobre su cartera ante el posible escenario en que la PNP se quede sin patrulleros, el ministro señala que “el perjuicio tiene que recaer en alguien que no tomó una decisión o quien la tomó equivocadamente”. Añade que no es su función calificar ese tema.

Fuente La República

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

dieciseis − cinco =

Translate »