El decano del Colegio de Arquitectos de Puno, Carlos Cáceres Olazo Jara, reveló que la remodelación del Parque del Niño se desarrolló con groseras irregularidades y que, por eso, hasta ahora existen deudas.

El proyecto, que contó con más de 1 millón de soles como inversión, fue ejecutado por la gestión de Iván Flores Quispe; sin embargo, la obra tiene un perjuicio económico 535 mil soles.

Asimismo, hasta la fecha se desconocía que el responsable de elaborar el proyecto arquitectónico era Cáceres Olazo, quien actualmente dirige el Colegio de Arquitectos.

Frente a las denuncias de sobrevaloración de la mencionada obra, Olazo señaló que se presentó un proyecto arquitectónico por más de 18 mil soles, monto que habría sido entregado antes de la construcción de la obra.

“Nosotros hemos cumplido con nuestro trabajo; sin embargo, el residente de obra y demás responsables no respetaron el proyecto y realizaron varios cambios que no se contemplaban. Hasta ese punto nosotros deslindamos cualquier tipo de responsabilidad”, señaló el profesional.

Otra de las pruebas anunciadas por Olazo Jara, es que se habría presentado un documento advirtiendo estos hechos irregulares, el cual, al contrario de ser tomado en cuenta, fue ignorado por la anterior gestión.

También reveló que ni siquiera se habría cumplido con el pago a los profesionales que laboraron en la obra.

“En esta obra no se canceló al área de Estructura, en donde se adeuda alrededor de 18 mil soles, y a Electricidad 5 mil”, agregó.

Cabe resaltar que actualmente esta obra no fue denunciada por la Procuraduría de la Municipalidad Provincial de Puno, por lo que se corre el riesgo de que prescriba. Al respecto, el procurador Percy Mangos refirió que está formulando el papeleo correspondiente para iniciar acciones legales.

Fuente Los Andes

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

tres × 5 =

Translate »