Se ha convertido en un modus operandi que las empresas que ganan licitaciones de diferentes obras, ya sean de infraestructura hospitalaria, vial y otros, se coludan con las autoridades para llevarse el presupuesto y dejar la obra paralizada, tal como ha ocurrido con la carretera Checca – Masocruz, hospital de Apoyo de Ilave y hospital regional Manuel Núñez Butrón de Puno, opinó el arquitecto Abelardo Quispe Huanacuni.

Señaló que la obra de construcción del nuevo hospital de Apoyo de Ilave, registra a la fecha un avance físico del 17%; sin embargo, el Gobierno Regional de Puno ya entregó a la empresa ejecutora, Chung & Tong Ingenieros, la suma de 57 millones de soles, y hace tres meses aproximadamente el contrato fue rescindido, con lo cual la obra permanece paralizada.

Además, detalló que la empresa Acruta & Tapia Ingenieros, es la que supervisa la ejecución del hospital de Apoyo de Ilave, y junto a la ejecutora Chung & Tong Ingenieros, formaron el Consorcio Supervisor Butrón, y ganaron la supervisión del hospital regional Manuel Núñez Butrón de Puno.

“Hemos denunciado estos hechos, queremos que todo se investigue, porque hay muchas irregularidades; el año pasado también se desvió el presupuesto de 20 millones de soles del hospital de Ilave y a la fecha ese dinero no es repuesto, ahora el hospital regional de Puno corre la misma suerte, luego que se modificara su presupuesto de más de 114 millones de soles”, dijo.

A través de Pachamama radio, cuestionó que sucedan este tipo de cosas en la gestión pública y señaló que más parece un modus operandi de las empresas extranjeras que se coluden con las autoridades y funcionarios para llevarse todo el presupuesto y dejar paralizadas las obras.

“El Ministerio Público debe poner un alto a estos funcionarios, se deben sancionar con penas más drásticas este tipo de hechos”, manifestó.

Fuente Pachamama Radio

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

dos × cinco =

Translate »