Deudas, retrasos y hasta investigaciones por corrupción se discuten en Áncash, Cusco y Puno. En la región Arequipa, también se repite una modalidad que es moneda corriente de este conglomerado de privados: la subcontratación en la obra de la segunda etapa de la carretera Vizcachani – Callalli – Sibayo – Caylloma.

En abril del 2021, el Gobierno Regional de Arequipa (GRA) entregó la licitación de la vía al Consorcio Vial Caylloma, integrado por China Railway N°10 Engineering Group Co. Ltd Sucursal del Perú y Eralma Constructora SAC, por S/ 189 millones 820.194. Más de un año y tres meses y solo se tiene avance del 5%.

A la entidad regional llegó un documento de un tercero con un contrato y señalando una deuda por S/ 3 millones. Así lo expusieron los funcionarios de la Gerencia Regional de Infraestructura del GRA, encabezados por el gerente Tomás Calderón. “Ellos no pueden subcontratar la obra”, advirtieron ante los consejeros cayllominos Veto Bernal y Tecla Huanca.

En la reunión, Calderón les indicó que han pedido el deslinde del consorcio.

China Railway N°10 Engineering Group no solo es sindicada de integrar el “Club del Tarot”, una modalidad para vulnerar el sistema de contrataciones del Estado y ganar licitaciones; también de tener deudas en Áncash. Junto a su socia China Raiway Eryuan Engineering debe S/ 1.5 millones a 14 proveedores por la carretera en la provincia Ocros.

No es el único escollo. El expediente de saldo de obra tiene serias deficiencias que no permiten la ejecución normal de obra. Son cambios fuertes que necesitarán de adicionales. Para peor situación, la familia Valdivia-Huanca está reclamando la propiedad de terrenos entre el kilómetro 92 y 94. “Quieren que se les pague el valor del terreno, sino mucho más”, sostuvo el coordinador de la obra. El camino sería la expropiación.

Está obra está a un pelo de resolverse el contrato.

Contrato podría anularse

El año pasado, el consorcio no cumplía en tener todo su personal clave en la obra y este año lo ha vuelto a repetir. Por ello la GRI nuevamente envió documento bajo apercibimiento de resolución de contrato. Calderón aseguró que están evaluando la situación en vista que la Contraloría observó este punto. “Se están a cumulando penalidades contra el consorcio”, sostuvo. “Están dando signos que no está muy bien”, sostuvo por su parte el titular de la Gerencia Regional de Supervisión, Rosendo Huamán.

Fuente La República

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

20 − diecinueve =

Translate »