El contralor Nelson Shack afirmó que si el Ministerio de Salud (Minsa), a través del Centro Nacional de Abastecimiento de Recursos Estratégicos en Salud (Cenares), inició un proceso de adquisición de más de un millón de mascarillas a un proveedor que las ofrecía por un valor superior al de otro, en el marco del estado de emergencia por el coronavirus (Covid-19).

Sin embargo, señaló que Cenares intentó justificar dicha elección señalando que el proveedor seleccionado no les solicitaba adelanto, mientras aquel que ofrecía un menor precio pedía un adelanto del 100% del costo.

En RPP, explicó que el informe enviado al Minsa sobre dicha adquisición es una “orientación de oficio”, es decir, una “advertencia” de un posible riesgo de mayores recursos “gastados inapropiadamente” por más de S/4 millones, por lo que espera que el Gobierno tome las medidas correspondientes.

“Nos llegó una denuncia de la compra de más de un millón de mascarillas de Cenares y que a partir de la información que hemos podido recopilar y contrastar con los sistemas de información, y también circulando información de las distintas empresas que participaron llegamos al hallazgo de que efectivamente al parecer no tomaron en cuenta una de las cotizaciones por las mismas mascarillas que hizo uno de los postores y eso habría generado un riesgo importante en que estarían destinando más de S/4 millones 300 mil en un gasto excesivo por el tema de las mascarillas”, expresó.

Shack sostuvo que en un estado de emergencia como el actual, los expedientes de contratación tienen entre 10 y hasta 30 días para confeccionarse, aunque dejó en claro que por ahora no se puede pedir el expediente de contratación porque todavía no existe.

Como se recuerda, el Centro Nacional de Abastecimiento de Recursos Estratégicos en Salud (Cenares) del Minsa emitió una orden de compra para la adquisición de 1′257,900 de mascarillas descartables tipo N-95, a favor de la empresa PMI Médica S.A.C.

El costo de cada producto a es de S/19,60, lo que genera que la compra ascienda a S/24′654,840. Sin embargo, la Contraloría indagó que la empresa Sinohydro Corporation Limited, Sucursal del Perú, miembro del grupo empresarial PowerChina, una compañía estatal de China, ofreció al Minsa las mismas mascarillas a menor precio.

La oferta de Sinohydro fue de S/16,18 por cada N-95. Es decir, S/ 3,42 menos por producto. Esta situación representa un gasto mayor aproximadamente de S/ 4′302,018 para la adquisición de mascarillas en el marco de la emergencia sanitaria por el coronavirus.

Fuente Diario Gestión

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

ocho − 6 =

Translate »