La desactivación del burocrático Sistema Nacional de Inversión Pública (SNIP), la promoción del mecanismo de obras por impuestos y la elaboración de un Plan Nacional de Infraestructura son los pilares anunciados por el Poder Ejecutivo para impulsar la colocación de capitales públicos y privados en las 25 regiones, cuyas autoridades podrán priorizar proyectos que permitirán el cierre de brechas en aquellas jurisdicciones donde aún persisten carencias, lo que impide su desarrollo pleno y próspero.

Esto responde a un diseño que potenciará la capacidad productiva del país para que sus niveles de expansión se mantengan altos hasta más allá del Bicentenario de la República, año en que el Gobierno espera entregar a los peruanos una nación encaminada a ser líder en la región latinoamericana y, sobre todo, brindar el mayor bienestar posible a todas las familias peruanas con el crecimiento de los desembolsos logrados con las asociaciones público-privadas (APP).

Gracias a las facultades delegadas por el Congreso, el Poder Ejecutivo se ha encargado de confeccionar un conjunto de instrumentos dirigidos a alcanzar tales metas, pero de una manera técnica y profesional, alejada de cualquier tipo de tentación populista que afecte el desempeño de los macroindicadores, cuyo buen comportamiento ha sido destacado en más de una oportunidad por organismos financieros internacionales y gobiernos amigos.

El primer instrumento aprobado es el sistema Invierte.pe, que reemplaza al fenecido SNIP, para facilitar a los gobernadores regionales y alcaldes del país la realización de obras de manera expedita, diligente, sin mayores trámites y en el menor tiempo posible, sin sacrificar calidad y mucho menos la seguridad requerida. De esa forma, el nuevo sistema de inversión agilizará la aprobación de proyectos de inversión, flexibilizará su ejecución en los tres niveles de gobierno y cerrará algunas brechas, como infraestructura, por ejemplo, porque brindará asistencia técnica y fortalecerá las capacidades de los gobiernos regionales y de las municipalidades.

Sobre el mecanismo de obras por impuestos, el Gobierno ha aprobado cambios para promoverlo a escala nacional porque ha mostrado buenos resultados gracias a la participación de las empresas privadas que se han convertido en aliadas del desarrollo. Con las modificaciones en marcha, este instrumento podrá ser aplicado en nuevos sectores, como turismo, pesca, electrificación rural, protección social y construcción de carreteras.

Respecto del Plan Nacional de Infraestructura, el Ministerio de Economía y Finanzas precisa que este documento se alimentará de las iniciativas que presenten las regiones y comunas en planes multianuales de tres años. Así, podrán visualizarse todos los proyectos que se realizarán en el Perú y se elegirán aquellos que aporten más al desarrollo de largo plazo.

Con este conjunto de acciones, el Gobierno mantiene sus expectativas positivas en cuanto a la recuperación económica. Por lo pronto, en este cuarto trimestre del año ya se presentan señales de reactivación.

Fuente Diario Oficial El Peruano

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

siete + seis =

Translate »