El fiscal Germán Juárez, del Equipo Especial Lava Jato, cuenta con 388 evidencias o elementos de convicción que involucran a 18 empresas peruanas y extranjeras en el “club de la construcción”.

Precisamente, el magistrado solicitó al Poder Judicial el 23 de agosto incluir penalmente a las 18 empresas en la investigación que va del 2011 al 2014.

De acuerdo al pedido fiscal al que accedió Gestión, se tratan de Cosapi S.A., G y M S.A., Obrainsa, ICCGSA, CASA, Constructora Málaga Hnos S.A., Johesa, San Martín Contratistas Generales S.A y Grupo Plaza. La lista también la integran Queiroz Galvao, Andrade Gutiérrez, Mota Engil, Superconcreto del Perú S.A., Energoprojekt, Conalvías, OHL , OAS y Constructores y Mineros.

El fiscal las acusa de los presuntos delitos de asociación ilícita para delinquir, colusión agravada y cohecho activo genérico.

¿Qué pruebas hay?

Juárez revela que tiene cinco colaboradores eficaces en su investigación. Estos son protegidos con los números clave: 06-2017, 04-2018, 09-2018, 14-2018 y 15-2018.

Según la declaración de los colaboradores, el club estaba conformado por empresas, un particular y un funcionario del MTC.

“La finalidad era distribuirse el otorgamiento de la buena pro de diversas obras de carreteras por Provías Nacional”, se lee en el oficio.

Otras evidencias

Juárez también tiene en su poder registro de llamadas entre los presuntos miembros del club en los que harían coordinaciones.

Por ejemplo, comunicaciones de Carlos Álcazar, José Guillermo Paredes, Rodolfo Prialé de la Peña y otros. La Fiscalía también presentó las actas y contratos de 53 licitaciones en que se evidencia presunta corrupción.

Además, hay facturas falsas de Lual Contratistas, empresa fachada, a la que las constructoras depositaban las coimas luego de ganar la licitación.

Fuente Diario Gestión

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

18 + seis =

Translate »