La empresa Odebrecht no solo pagó sobornos para hacerse cargo de la ejecución de la millonaria obra de la carretera Carhuaz-Chacas-San Luis, en la sierra de Áncash; también hizo lo mismo para ganar la licitación de un proyecto de sistema de agua potable para Chimbote.

Así lo ha confirmado el coordinador del equipo especial del caso Lava Jato, el fiscal superior Rafael Vela Barba, quien reveló que la empresa brasileña ha aceptado responsabilidad en dos nuevas obras de saneamiento, una de ellas en la costa de nuestra región.

RECONOCEN PAGOS

El último fin de semana, el fiscal Vela ofreció una entrevista televisiva en la que informó que la empresa Odebrecht reconoció su culpabilidad en el pago de sobornos para el proyecto de saneamiento de Iquitos y el sistema de agua potable de Chimbote.

“Ahora la empresa Odebrecht ha asumido culpabilidad en el caso de la obra de saneamiento de Iquitos en Loreto y de un proyecto nuevo en el alcantarillado en la ciudad de Chimbote”, declaró en una entrevista con “Cuarto Poder”.

“En ambos casos la empresa ha asumido culpabilidad y está en proceso de respaldar la información financiera para poder declararse culpable en todo lo que haya podido ser objeto de algún tipo de soborno o hecho ilícito”, precisó el magistrado.

INFORMACIÓN

El representante del Ministerio Público explicó que el jueves último la empresa brasileña entregó toda la consolidación del sistema Drousys y Mywebday, referidas a las operaciones estructuradas desde su creación, el 2004, hasta el 2012.

Rafael Vela recordó que Drousys contiene información valiosa sobre todas las obras en las que eventualmente hubo un pago oculto o ilegal por parte de la empresa Odebrecht.

“(La empresa) ha entregado información desde el año de su creación hasta el 2012. Hemos sucrito un acta donde hemos recibido toda la información donde aparece todas las obras con pagos ocultos. Tenemos que decodificar esa información, hay muchos nuevos codinombres. Esto ha permitido que la empresa se declare culpable en otras dos obras”, mencionó el fiscal.

“PESCADOR”

De acuerdo a las planillas del Departamento de Operaciones Estructuradas de la constructora brasileña, de donde se sacaba el dinero para el pago de coimas; por la obra del sistema de agua potable de Chimbote se entregó un soborno de 176 mil dólares. Este desembolso ilícito se hizo al “codinome” (que es un nombre en clave) denominado “Pescador”.

Por el momento se desconoce quién es la persona a la que Odebrecht conocía como “Pescador”. Sin embargo, se espera que el próximo mes, en Brasil, el exjefe de la referida constructora en Perú, Jorge Barata, lo identifique, al ser interrogado por los integrantes del equipo especial del caso Lava Jato.

No obstante, en abril pasado el exdirectivo dijo no recordar aquel “codinome” (ver vinculada).

PROYECTO

Vale mencionar que, en marzo del 2005, el Consorcio Constructor Río Santa, conformado por las empresas Norberto Odebrecht S.A. y CBPO Engenharia LTDA, firmó la buena pro con el Programa de Apoyo a la Reforma del Sector Saneamiento (Parssa), entidad adscrita al Ministerio de Vivienda, para ejecutar por un monto de 27.3 millones de dólares la obra de mejoramiento y ampliación del sistema de agua potable de Chimbote y Nuevo Chimbote.

La millonaria obra comprendía la instalación de 82 kilómetros de tuberías de agua potable, conexiones domiciliarias, rehabilitación y ampliación de la planta de tratamiento de agua potable de Sedachimbote, ubicada en Bellamar; construcción de 5 reservorios, rehabilitación de estaciones de bombeo y pozos de bombeo.

DESEMBOLSOS

Como ya se ha indicado, la constructora brasileña reconoció haber pagado 176 mil dólares en coimas por la obra de agua potable en Chimbote.

Según la planilla que fue entregada por la empresa a los fiscales peruanos, se realizaron siete desembolsos, entre marzo del 2008 y enero del 2011, hasta completar la mencionada cifra.

Los montos entregados por Odebrecht a la persona identificada con el “codinome” de “Pescador” fueron variables. La cantidad mínima fue de dos mil dólares, el 24 de noviembre de 2010; y la mayor fue de 98 mil 503 dólares, efectuado el 27 de abril del 2010.

FUNCIONARIOS

En 2005 se firmó el contrato entre el Consorcio Constructor Río Santa -que integraba Odebrecht- y el Programa de Apoyo a la Reforma del Sector Saneamiento (PARSSA), cuyo director era Durich Whittembury. Esta última entidad estaba abscrita al Ministerio de Vivienda, que entonces se encontraba a cargo del hoy congresista Carlos Bruce.

El parlamentario ha ofrecido declaraciones sobre el tema a “El Comercio”, en las que mencionó que el proceso de selección de esta millonaria obra se realizó a través de una licitación pública internacional, financiada por el Japan Bank for International Cooperation (JBIC).

“Los japoneses exigían que se haga una licitación de acuerdo a las reglas que ellos ponían, incluso hubo un supervisor japonés que participaba del proceso de selección para asegurar la limpieza del procedimiento y convocaba a una segunda ronda de propuestas para obtener el mejor precio posible”, declaró.

Bruce rechazó que las coimas hayan apuntado a su gestión o a sus funcionarios. “El 2007, ya en gobierno de Alan García, Odebrecht ganó un arbitraje para que le paguen esos gastos generales. Estoy convencido de que eso (los sobornos) fue algo vinculado a esos arbitrajes. El monto que lograron cobrar fue enorme en proporción a la obra”, refirió.

Fuente Diario Correo

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

dos × 1 =

Translate »