El Perú desembolsará al menos 70 millones de dólares –210 millones de soles aproximadamente–, a través de bonos soberanos, como parte del acuerdo suscrito con el Gobierno del Reino Unido, con el fin de ejecutar las obras para los Juegos Panamericanos y Parapanamericanos, alertaron diversos especialistas. A ello se suma que, según reportes de la Contraloría, el convenio no estaría cumpliendo su objetivo principal.

En la suscripción del citado acuerdo, según informan, habría cumplido un rol destacado Susana de la Puente, entonces embajadora peruana en Londres, de quien el exrepresentante de Odebrecht en el Perú, Jorge Barata, dijo que le había dado 300 mil dólares como aporte a la campaña presidencial de Pedro Pablo Kuczynski.

El 18 de abril de 2017, el Gobierno peruano, a través del Proyecto Especial para la Preparación y Desarrollo de los Juegos Lima 2019, representado por Carlos Neuhaus, presidente del Comité Organizador de los XVIII Juegos Panamericanos (Copal), firmó el acuerdo de cooperación y asistencia con el Ministerio de Comercio Internacional (Department for International Trade) del Reino Unido.

Así el Gobierno inglés se encargaría de las contrataciones, supervisiones de las obras y la garantía de transparencia y de entregar los trabajos a tiempo, tal como lo señala el acta de la sesión del Copal Lima, del 8 de mayo de 2017, que indica que el soporte del Reino Unido viene en tres ámbitos: la revisión de la documentación previa; la supervisión del expediente técnico  y la supervisión de obra; además de asesoramiento transversal ante cualquier contingencia que se presente hasta culminar el proyecto.

Lo particular, advierte Juan Miguel Guerrero Orbegoso, presidente de la Comisión de Infraestructura y Vialidad del Colegio de Arquitectos del Perú-Región Lima, es que esta tarea la realiza la propia Contraloría.

Sin embargo, pese a la promesa de transparencia subrayada por Carlos Neuhaus, presidente del comité organizador, hay demasiados puntos oscuros, usos de recursos y la participación de personajes bastante cuestionados, como Susana de la Puente, entonces embajadora del Perú en el Reino Unido.

Ante ello, afirmó Guerrero Orbegoso, el convenio era innecesario, pues también se pudo contratar directamente con esas empresas u otras, pero así se evitan los controles necesarios para garantizar la transparencia.

“El proyecto de los Panamericanos es un proyecto de inversión pública, dinero de todos los peruanos, y como tal, debe estar sujeto a todos los controles, tanto del Estado como de los ciudadanos”, señaló tras remarcar que el comité organizador rechazó que los Colegios de Arquitectos e Ingenieros participaran en la supervisión de la obra.

Debemos indicar que EXPRESO intentó recoger la versión del comité organizador, pero hasta hoy continuamos a la espera de la respuesta a nuestra solicitud de entrevista.

EL CONTRATO NEC

El acuerdo impone el llamado Contrato NEC que es el estándar inglés de contrato que integra condiciones que, además de facilitar acuerdos entre contratistas y mandante, simplifica el uso del lenguaje jurídico y el manejo de controversias con el objetivo de evitar modificaciones contractuales (adendas).

Este plantea que todas las contrataciones se realicen fuera de la Ley de Contrataciones del Estado, permite que los proveedores ni siquiera necesiten registrarse en el Registro de Proveedores del Estado y evita que el Organismo Supervisor de las Contrataciones del Estado (OSCE) pueda supervisar las obras.

EL PAPEL DE SUSANA

Guerrero Orbegoso subrayó también la “coincidencia” de la presencia de Susana de la Puente como embajadora peruana en ese país, y que precisamente haya sido en el gobierno de Pedro Pablo Kuczynski cuando se suscriba el convenio.

Según el arquitecto, Susana de la Puente tuvo mucho que ver en la suscripción del acuerdo, y advirtió que el financiamiento de los Panamericanos se hace precisamente con bonos soberanos; es decir, con deuda pública.

Recordó que Pedro Pablo Kuczynski fue quien más bonos soberanos ha emitido como ministro de Economía y Finanzas durante el gobierno de Alejandro Toledo –alrededor de 5 mil millones de dólares– y estos fueron vendidos precisamente por Susana de la Puente.

“Ahora coincidentemente se emiten bonos soberanos y en el medio está Susana de la Puente. Más aún, este convenio que hacen con Inglaterra coincide con que ella es nombrada embajadora allá”, sostuvo.

NO HAY RESULTADOS

“¿Cuánto significa esos convenios para los ingleses? US$ 70 millones. Los ingleses van a recibir ese monto con ese convenio y ahora ¿para qué es ese convenio? El convenio textualmente dice: ‘en virtud del convenio, el Reino Unido se comprometió a transferir su know how de cómo ejecutar las obras de los Panamericanos desde la fase de adjudicación y entrega de la obra en solo 24 meses’”, sostuvo el presidente de Comisión de Infraestructura y Vialidad del Colegio de Arquitectos del Perú-Región Lima, Juan Guerrero Orbegoso.

Según el acuerdo gobierno a gobierno, “el costo total de los Consultores Independientes será recuperado por UK DIT del PEJP. Estos costos incluirán las remuneraciones de los consultores independientes, costos de viaje y manutención de los consultores independientes y cualquier otro cargo (fee) debitado a UK DIT por la agencia utilizada para contratar a los consultores independientes. Seguidamente UK DIT le pagará a la agencia utilizada para contratar a los consultores independientes”.

Incluso indica el acuerdo que el UKL DIT cobrará al PEJP un monto para recuperare los costos asociados con el Esquipo de Gestión del Programa.

No obstante, a ese desembolso los resultados aún no se hacen patentes, nos indica Guerrero, pese a que la inauguración de los XVIII Juegos Panamericanos y Sextos Juegos Parapanamericanos Lima 2019 están a la vuelta de la esquina.

“Eso se firmó en abril de 2017, en abril de 2019 se tendrían que entregar todas las obras, ese fue el compromiso; se promociona en todo momento la Villa Panamericana, ¿por qué no se muestran otras obras? Porque todo lo demás no está terminado, y en realidad la Villa Panamericana tiene la apariencia de estar terminada, pero aún falta mucho trabajo”, subrayó.

INCREMENTOS Y RETRASOS

Pese a la supervisión de las empresas inglesas, Guerrero cita informes de la Contraloría y señala que la mayoría de las obras iniciadas han sufrido el incremento de su presupuesto.

Así, el complejo Andrés Avelino Cáceres, de Villa María del Triunfo, costará 80 millones de soles más de lo aprobado en el SNIP; también la Villa Deportiva Nacional (Videna) tuvo un incremento de 231 millones de soles.

Es el caso también de la sede Yahuar Huaca, en el Callao, cuyo presupuesto se incrementó en S/ 21 millones, y la Villa Panamericana de Villa El Salvador, en más de 166 millones adicionales.

Pese a que el acuerdo planteaba un control de costos, en total, según la Contraloría, se ha contabilizado el incremento del presupuesto en 500 millones de soles a lo aprobado por el SNIP.

Además, Guerrero Orbegoso señala que en los contratos NEC –modelo impuesto con el acuerdo, liberados de controles estatales– hay un inadecuado control en la gestión de costos que no permite determinar la razonabilidad del incremento del presupuesto aceptado por el PEJP ocasionando incertidumbre respecto al costo total del proyecto.

La Contraloría, en sus diversos informes de control, realizados el año pasado, deja constancia además de problemas en el desarrollo de la construcción, como la exposición de los aceros estructurales o la aparición de cangrejeras o retrasos en los procesos, lo cual va afectando los cronogramas planteados en el Plan Maestro.

A pocos meses de inaugurarse los XVIII Juegos Panamericanos y Sextos Juegos Parapanamericanos Lima 2019, cabe preguntarse si se podrá cumplir los objetivos planteados, y al finalizar los juegos, ¿alguien se animará a explicar todo este despilfarro?

MÁS CONTRATOS A DEDO

Faltando apenas cuatro meses para la inauguración de los Juegos Panamericanos y Parapanamericanos, el Gobierno ha presentado ante el Congreso un proyecto de ley que plantea la creación de un marco legal excepcional y temporal para culminar las obras y demás detalles para las obras propuestas para Lima 2019.

La propuesta del Ejecutivo –que ya fue aprobada en la Comisión de Presupuesto del Congreso– implica, entre otros, que hasta el 3 de septiembre de este año las contrataciones de bienes y servicios por encima de 400 mil soles no requerirán licitaciones, sino que serán directas, y se mantendrán al margen de la Ley de Contrataciones del Estado.

Para el analista Dietell Columbus, esta propuesta significa que los contratos serán a dedo y el Gobierno admite que no se podrá cumplir con los compromisos a tiempo, que las “facilidades” otorgadas a través del Decreto Legislativo N° 1248 no fueron suficientes.

“Es innegable que la improvisación gubernamental es la principal culpable de todo esto, al igual que con la reconstrucción del norte, por ello el Contralor deberá estar más que atento con estos temas y, finalmente, el Gobierno deberá hilar muy fino para no caer en aquello que tanto se ha esmerado en desdeñar; pues no solo es cuestión de un discurso, sino de dar muestras concretas que realmente se quiere combatir la corrupción”, subraya Columbus.

Woodman cuestiona el acuerdo y critica el pago de US$ 70 millones

El expresidente del Instituto Peruano del Deporte, Arturo Woodman, cuestionó el acuerdo gobierno a gobierno entre Perú y Reino Unido, para coordinar la cooperación y asistencia en los Panamericanos Lima 2019 y que en la práctica significará el desembolso de 70 millones de dólares.

“Yo no estimo apropiado pagar más de 70 a 80 millones de dólares a una compañía inglesa para que apoye la organización de este evento, aunque es cierto que los procesos de licitación son engorrosos, estos tienen que haber sido superados”, dijo a EXPRESO Woodman Pollit.

Para quien fuera el organizador de la Copa América 2004 y el Mundial de Fútbol Sub-17 2005, este acuerdo implica que el Estado peruano no está en capacidad de hacer obras, que no tienes una legislación adecuada para ejecutar de forma transparente el presupuesto.

Woodman destacó el apoyo del Gobierno a los juegos y a los deportistas; sin embargo, advirtió que se debe poner atención a la mejora de la infraestructura de tránsito en Lima,  necesarios para el éxito de los Juegos. Además indicó que los plazos de terminación de las obras necesarias estarían sumamente ajustados y con ello se genera el riesgo de “que suceda algo inesperado que podría deslucir los juegos”.

También subrayó que hay varias obras de sumo interés que se están dejando de lado, como el coliseo multideportivo. “Lima tiene 10 millones de habitantes y necesita un buen coliseo”, nos dijo.

Otro proyecto que fue dejado de lado y que tenía un importante corte social es el de la construcción del espigón en el mar, proyectado a la altura de la zona Los Barracones, para que se realicen las disciplinas de remo, esquí, entre otros.

“Se está perdiendo la oportunidad de dejar un legado deportivo y sobre todo social, pues con la construcción del espigón se crea una playa cerca a los Barracones; con ello las propiedades en la zona hubieran mejorado sus precios y hubiera logrado una mejora social progresiva, desarrollando nuevos proyectos inmobiliarios y ordenados que hubieran dado sin costo la mejora del ornato y seguridad en la zona”, recalcó.

Sin embargo, dijo esperar que el fondo que se cree con la venta de los departamentos de la Villa Panamericana sirva para el mantenimiento de la infraestructura construida y además se logre construir el coliseo y el espigón.

“En fin, esperemos que todos los puntos negativos que podrían presentarse se solucionen y tengamos unos Juegos Panamericanos excelentes con el fin de que el país se venda bien y mejoremos en el deporte en general”, nos dijo finalmente.

Fuente Diario Expreso

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

tres × tres =

Translate »