La Procuraduría Anticorrupción del Santa denunció que el gobernador encargado de Áncash, Henry Borja Cruzado, lideraría una presunta organización criminal que busca apropiarse del dinero de la entidad a través de compras y contrataciones que se ejecutan en el Hospital Regional “Eleazar Guzmán Barrón” de Nuevo Chimbote.

Según la denuncia que presentó el procurador anticorrupción Richard Asmat Urcia ante la Fiscalía Especializada en Crimen Organizado del Santa el 22 de julio, el programa de la organización criminal sería “asignar el presupuesto institucional al Hospital Regional, procurando que este sea el más elevado posible”.

Además, se enfocaría en direccionar los procesos de selección que lleve a cabo el Hospital Regional cuando estos superen las 8 Unidades Impositivas Tributarias (UIT), favoreciendo ilegalmente a los proveedores con los que exista previamente acuerdos colusorios.

También se señala que a efectos de poder apropiarse de los recursos asignados en la entidad se realizaron contrataciones directas menores a las 8 UIT con el objetivo de adjudicar de forma directa las contrataciones a proveedores amigos o incluso a empresas que solo sirvieron de fachadas, pues serían los mismos integrantes de la organización a quienes se les favorecía con las contrataciones.

Para la Procuraduría, otro propósito es desviar los fondos aprobados al Hospital Regional para la contratación de personal covid en favor de contrataciones de personal allegado y familiares integrantes de la organización, así como ser utilizados para el pago de sueldos no correspondientes a funcionarios.

De acuerdo con la denuncia, “para proteger y cubrir a la cabeza la organización se designó la función de enlace entre los funcionarios, proveedores y el gobernador Borja a la lobista y brazo derecho de la cúpula de la organización, Susy Ysabel Aponte Polo, alias “China Polo”, quien desde la clandestinidad organiza y dirige el aparato administrativo de la entidad, así como otras direcciones regionales”.

La Procuraduría Anticorrupción mencionó que los integrantes de la supuesta organización criminal también serían el director ejecutivo del Hospital Regional, Benjamín Paredes Ayala; Martín Sabino Alva Díaz, director adjunto del Hospital Regional; Juan Carlos Lachira Ríos, jefe de la Oficina de Planeamiento Estratégico; Luis Alberto Pajilla Evangelista, jefe de Administración; Karen Johanna Vásquez Real, encargada de las contrataciones del personal; Danai Yesabella Franco Chung, jefa de la Unidad de Economía; y André Gianfranco Villanueva Marcelo, jefe de la Unidad de Servicios Generales y Mantenimiento.

Los miembros de esta organización criminal tendrían el rol de proteger y resguardar que la gestión de Henry Borja se mantenga hasta el 31 de diciembre de este año, según la acusación.

La Procuraduría también ingresó las evidencias de las distintas denuncias realizadas en contra de los funcionarios del Hospital Regional, así como los informes de la Contraloría donde se establecen presuntas irregularidades cometidas en el principal establecimiento de salud de la zona costa de Áncash.

Finalmente, el abogado del Estado solicitó que el Ministerio Público realice una investigación preliminar de los hechos denunciados y requiera la detención preliminar de los funcionarios involucrados. (L.U. – RSD Noticias).

Fuente Radio RSD

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

tres × dos =

Translate »