El parlamentario oficialista Carlos Bruce aseguró que el impacto del caso Odebrecht ha servido para que tanto el sector público y privado entiendan que el proceso de reconstrucción de las zonas afectadas por el Niño Costero no puede estar vinculado a la corrupción.

“Creo que el golpe recibido con el caso Odebrecht ha sido lo suficientemente fuerte para hacer entender a los funcionarios públicos y privados que ya no se puede hacer prácticas de ese tipo (corrupción), como ocurría en el pasado”, indicó el congresista a la Agencia Andina.

Bruce considera que la norma recientemente aprobada tiene los candados necesarios para evitar irregularidades, pero aun así los organismos del Estado se deben mantener alerta.

También hizo un llamado a los empresarios y pidió que se evite intentar pagar alguna coima o dinero ilícito para conseguir la buena pro de las obras.

“Así lo han entendido todos y esperamos que el proceso de reconstrucción sea ejemplo de una nueva etapa, donde las obras públicas no tengan que ganarse con repartijas o corrupción de funcionarios”, añadió el parlamentario.

Fuente La República

Translate »