La Cámara de Comercio de Lima (CCL) sostuvo contratos con el Estado, pese a que uno de los miembros de su Consejo Directivo es progenitor de una alta funcionaria del Ministerio de Cultura, según informó el Organismo Supervisor de Contrataciones del Estado (OSCE).

El padre de la viceministra de Cultura, Ángela Acevedo Huertas, el señor Ángel Acevedo Villalba, trabajaba como director de la CCL cuando se suscribieron las órdenes de servicio cuestionadas, mismas que están prohibidas por la Ley de Contrataciones del Estado.

“Hemos identificado que el padre de la viceministra de Estado formaba parte del Consejo Directivo de la Cámara de Comercio de Lima, lo cual implicó que el impedimento que tiene la viceministra de Estado se extiende a su padre por consanguinidad”, señaló una funcionaria del OSCE a Canal N.

Impedimento de contratación con el Estado

La Ley de Contrataciones del Estado, modificada por el decreto legislativo Nº 1444, que entró en vigencia el 30 de enero de 2019, establece en su artículo 11 sobre impedimentos que empleados públicos no pueden suscribir convenios de servicios durante y después de su gestión.

“Los ministros y viceministros de Estado en todo proceso de contratación mientras ejerzan el cargo; luego de dejar el cargo, el impedimento establecido para estos subsiste hasta (12) meses después y solo en el ámbito de su sector”, se lee en el documento.

Respecto a este aspecto, la especialista del OSCE precisó a Canal N: “Esta viceministra tiene un impedimento mientras desempeña el cargo a nivel nacional. Su pariente, por ser su padre, se encuentra impedido, no puede realizar contrataciones con el Estado”.

Más de 50 órdenes de servicio de la CCL

De acuerdo con el organismo, el Tribunal de Contrataciones del Estado informó que comenzó con la evaluación de las 58 órdenes de servicio de la Cámara de Comercio de Lima para determinar lo ocurrido en cada caso. Dichas órdenes representaron un costo de medio millón de soles.

Fue en julio de 2019 que Ángela Acevedo asumió el cargo de viceministra de Interculturalidad en el Ministerio de Cultura. Por su parte, su padre Ángel Acevedo se desempeñó como director de la CCL hasta octubre del mismo año.

Durante esos tres meses en que ambos estaban en sus puestos, se suscribieron 33 de las 58 órdenes de servicio, según indicó el OSCE a Canal N.

La CCL negó los hechos ante dicho medio y expresó que solo existe el impedimento para contratar con el Ministerio de Cultura por ser el lugar donde trabaja Acevedo Huertas. Esta última decidió no brindar declaraciones.

Fuente La República

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

2 × cinco =

Translate »