Los consorcios J&M Nazareth e Irrigaciones exigen al Gobierno Regional de Tacna alrededor de S/26 millones por daños y perjuicios. Se resolvió dos contratos con ellos. Los consorcios iban a hacerse cargo de dos obras que forman parte del proyecto hídrico Vilavilani.

En diciembre de 2017, J&M Nazareth ganó la buena pro de la planta de bombeo de Ojos de Copapujo y en enero de 2018, Irrigaciones ganó la adjudicación simplificada del canal Vilachaullani. Los contratos fueron anulados por presunta información no real que los consorcios adjuntaron en sus propuestas, hecho que fue detectado por la Contraloría.

La Región y los consorcios están en dos procesos de arbitraje. El procurador regional Williams Vizcarra detalló que J&M pide S/ 7 millones, e Irrigaciones quiere S/ 19 millones. Este último consorcio presentó una medida cautelar para evitar que la carta fianza del proyecto se cobrara por parte de la Región. Los procesos se tramitan en el centro de arbitraje de la Cámara de Comercio.

Fuente La República

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

18 − 4 =

Translate »