Cada vez más dudas rodean todo lo relacionado con la millonaria obra de la planta de transferencia de residuos sólidos de Chiclayo, uno de los principales casos en los que habría tenido participación la supuesta red delictiva “Los Temerarios del Crimen”.

Una figura crucial en este embrollo es la empresaria Mirtha Gonzáles Yep, quien en enero de este año brindó unas declaraciones ante la Fiscalía a las cuales Correo pudo tener acceso. En un momento de dicho testimonio, ella habla de un presunto pedido de coima desde la misma Consultora de Implementación Suiza del Proyecto Chiclayo Limpio, CSD Ingenieros, versión que, sin embargo, difiere de la ofrecida por algunos de los supuestos involucrados.

NEXOS

El documento al que accedió Correo corresponde a la declaración hecha por la investigada Mirtha Cristina Gonzáles Yep mediante videollamada de Whatsapp, el 21 de enero del 2019.

Como se recuerda, Gonzáles fue asesora comercial de CRD Sucursal Perú, empresa que obtuvo la buena pro para la obra de la planta de transferencia, ejecutada gracias a un convenio entre la comuna de Chiclayo y la Cooperación Suiza, dentro del proyecto Chiclayo Limpio.

Como parte de las investigaciones, hace poco fue citado a declarar José Mejía Regalado, a quien Mirtha Gonzáles menciona en sus declaraciones del 21 de enero, cuando aún se hallaba en condición de prófuga. La empresaria se refiere a José Mejía como su amigo, un gestor de negocios radicado en Lima quien le estaba apoyando para postular en el proceso de licitación de la planta de transferencia.

De acuerdo al testimonio de Gonzáles, fue José Mejía quien le presentó, en diciembre del 2016, al actualmente prófugo Wilfredo Becerril Rodríguez, uno de los sindicados de coordinar el pago de coimas por la obra. Tras esto, se darían reuniones con otros dos involucrados: los exregidores Boris Bartra Grosso y Luis Cabrejos Ucañay, quienes supuestamente cobraban coimas en beneficio del recluido exalcalde de Chiclayo, David Cornejo Chinguel.

SUPERVISIÓN

Mirtha Gonzáles narra que, también en diciembre del 2016, Wilfredo Becerril le indicó que Boris Bartra buscaba reunirse con los gerentes de las empresas que estaban postulando para supervisar la obra.

Ella habría respondido que tenía amistad con el ingeniero que trabajaba en una de ellas, AIA Proyectos. El 21 de diciembre del mismo año, según la declaración, Bartra le escribió por Whatsapp para decirle que ese día el comité estaba evaluando las propuestas de los postulantes y necesitaba saber qué porcentaje entregaría AIA Proyectos.

Pero esta no sería la única vez que se menciona la supervisión de la obra. Según el testimonio de Gonzáles, entre enero y mayo del 2017, cuando la propuesta técnica de CRD Sucursal Perú era evaluada, José Mejía le indicó que el ingeniero Jorge Laos, miembro de la Consultora de Implementación Suiza CSD Ingenieros, le había manifestado que “la buena pro de la planta de transferencia (…) no dependía de la municipalidad de Chiclayo, sino de ellos, refiriéndose a la consultora, que ellos eran los de la plata”.

La empresaria continúa con su relato indicando que, al mes siguiente, Mejía le señaló que se había “trompeado con el amigo del norte (refiriéndose al señor Jorge Laos), a quien le había indicado que era demasiado el monto que estaba solicitando de parte de la consultora (…), dado que requerían el 7% del valor de la supervisión de la obra”.

Gonzáles respondería que no tiene decisión alguna sobre la empresa AIA Proyectos (a la cual se habría estado solicitando dicho porcentaje). Luego, se menciona que existieron problemas y “trabas” desde la consultora para entregar la obra a CRD, hasta que, el 28 de febrero, Mejía le habría dicho a la hoy investigada que Jorge Laos estaba sacando ese mismo día la carta de buena pro para AIA Proyectos.

“Además requería que se cumpliera con el pago del 7% del valor de la obra de supervisión, por parte de la empresa AIA Proyectos, y que de parte de la Consultora de Implementación Suiza-CSD Engineers, quería que la empresa constructora CRD entregue el 10% del valor de la obra de la planta de transferencia de residuos sólidos”, se puede leer en el testimonio.

Cabe indicar que no fue AIA Proyectos, sino la empresa JNR Consultores, la que ganó la buena pro para la supervisión por 303,000 soles. La obra de la planta de transferencia tuvo un valor superior a los 11 millones de soles.

SE DEFIENDEN

Sobre el testimonio en cuestión, Correo se comunicó por teléfono con el ingeniero Jorge Laos Chung, quien actualmente es el experto técnico de la Consultora Suiza de Implementación. Él dijo no tener ninguna injerencia ni en el proceso constructivo ni de contratación de la planta de transferencia.

“Eso es mentira, no tengo nada que ver en eso. (…) En todo caso, espero que me llamen de la Fiscalía y aclararé las cosas que me puedan decir”, aseveró.

Correo también conversó con José Mejía Regalado, quien aseguró que “el proceso, concurso y adjudicación, fue absolutamente transparente. No hubo participación de los señores Becerril, ni del señor Cornejo ni de los regidores, porque la ingeniera Gonzáles los conoció después de haber ganado (la buena pro de la obra)”.

Lo señalado por Mejía difiere en varios puntos del testimonio al cual tuvo acceso este diario, pues además sostiene que “tampoco se dio solicitud alguna de dádiva de parte de los funcionarios del programa Chiclayo Limpio y menos de la consultora. El ingeniero Laos se ocupa de los aspectos técnicos, elabora manuales, directivas, nunca ha estado en ningún concurso, (…) jamás nos solicitó favor, dádiva o pago alguno”.

Además, José Mejía indicó que la decisión crucial del concurso fue dada por un árbitro anónimo en Suiza y no por la consultora. “La no objeción fue dada por un árbitro anónimo, funcionario de la Secretaria de Cooperación Suiza y tomó 6 meses, lo único que nos dijeron (desde la consultora) es que ni siquiera ellos tenían la decisión de dar la buena pro”.

En otro momento, admitió haber presentado a Wilfredo Becerril con Mirtha Gonzáles, pero que esto ocurrió de una manera fortuita. Incluso, dijo no haber presenciado pago alguno por parte de Gonzáles a los exregidores, aunque sí escuchó a estos últimos solicitar una “colaboración económica”.

Fuente Diario Correo

Translate »