Al menos 300 padres y madres de familia del colegio Rosario, ubicado en el distrito de Santiago, protestaron por diversas calles de la ciudad hasta llegar al Gobierno Regional Cusco.

Los ciudadanos exigían que la entidad termine de construir la infraestructura de su institución educativa.

Según la Apafa de la escuela, las obras civiles iniciaron en 2019 y tenían planeado terminarse dentro de un año. Casi tres años después, la comunidad educativa ha esperado sin éxito a pesar de las promesas de algunos funcionarios.

“El gerente regional nos prometió entregar la obra en enero, luego se aplazó para agosto y ahora dijeron que sería para de diciembre”, expresó Walter Maqque Guevara, presidente de la Apafa de la institución educativa Rosario.

Los padres, visiblemente preocupados, pedían que el GORE termine la construcción de la obra, debido a que más de 1.300 menores no tienen un lugar seguro para estudiar actualmente.

Fuente La República

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

1 × uno =

Translate »