Ahora que escasean los recursos presupuestales, los alcaldes y el gobernador regional de Cusco pueden ejecutar sus proyectos bajo la modalidad de Obras por Impuestos.

Cusco cuenta con un potencial de S/ 3 400 millones, según los límites asignados anualmente por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF). Es la región con más recursos para ejecutar obras a través de ese mecanismo.

Mediante las Obras por Impuestos, el Gobierno Regional de Cusco (GRC) puede llegar a realizar proyectos hasta por S/ 428 millones, los gobiernos locales hasta S/ 2 779 millones y las universidades públicas con S/ 224 millones.

Aunque esa cifra representa apenas la tercera parte del potencial que el GRC tenía en 2013, 2014 y 2015; sigue siendo una cantidad importante. El gobernador regional Jean Paul Benavente sostuvo que de todas formas usarán este modo de financiación.

Indicó que su gestión empezará a buscar empresas interesadas para realizar paquetes de obras por más de S/ 100 millones en temas de saneamiento básico, infraestructura educativa y de salud, entre otros. Con eso aliviarán la falta de dinero. Y es que la gestión pasada dejó obras con presupuesto multianual (en continuidad) hasta el 2022, lo que acapara casi todo el presupuesto.

Una salida rápida

“Obras por Impuestos es un mecanismo eficiente y exitoso. Por ello, las autoridades de países como Colombia y Paraguay lo vienen replicando con la asesoría técnica de Proinversión”, destacó Néstor Díaz, coordinador regional sur de Proinversión. Participó en un evento informativo dirigido a autoridades y funcionarios.

Las empresas privadas pueden optar por este dispositivo. Consiste en que, en lugar de pagar en efectivo su impuesto a la renta, pueden hacerlo a través de la ejecución de una obra pública, esto sin que el gobierno regional, gobierno local o universidad pública utilicen sus presupuestos.

Díaz sostuvo que las entidades y universidades estatales que financian hoy sus obras con esa modalidad empiezan a pagar al año siguiente lo que costó. Se les descuenta hasta el 30% anual de las transferencias de canon, sobrecanon, regalías y rentas de aduana.

Una entidad puede usar esta forma de financiar sus proyectos siempre que esté en armonía con las políticas y planes de desarrollo nacional, regional y local, y cuente con la declaratoria de viabilidad del Sistema Nacional de Programación Multianual y Gestión de Inversiones (Invierte.pe).

Según Díaz, el beneficio es que las obras se realizan en menos tiempo que cuando se trabaja por los procesos clásicos de licitación.

Fuente La República

Translate »