No ha cumplido ni un año de inaugurada y ya se identificaron cuatro situaciones adversas en esta obra, el puente Leoncio Prado, que une los distritos de Miraflores y Surquillo, y que reduciría hasta 50% de la carga de tránsito de la Vía Expresa, está en alerta roja.

La obra ejecutada en la gestión del exalcalde Luis Castañeda Lossio, los auditores de la Contraloría informaron que los encargados de los trabajos, no cumplieron con realizar la prueba de carga, siguiendo las especificaciones técnicas, es decir, no se garantizan las eventuales cargas máximas exigidas.

Además, alertan sobre pagos sin sustento, realizados de 2 al 22 de mayo, que corresponden, según la Contraloría, a pagos por intereses moratorios, por un total de más de 849 mil soles.

Esta cuestionada obra fue inaugurada por la Empresa Municipal Administradora de Peaje de Lima (Emape), con una inversión superior a los 12 millones de soles.

En paralelo se construyó el puente Junín, a la altura de la cuadra 45 de la avenida Paseo de la República, la Contraloría aún no afirmado ni negado que este puente también tenga cuestionamientos.

Fuente Panamericana TV

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

cinco × 1 =

Translate »