Los fideicomisos de adelantos de obra y materiales mejoran las oportunidades para las pequeñas y medianas empresas (pymes) constructoras, y además reducen riesgos de las obras públicas, señaló Cofide, el Banco de Desarrollo del Perú.

En los últimos dos años, debido a la pandemia por el covid-19, las pymes constructoras se han visto afectadas en diversos aspectos, pero sobre todo en la generación de ingresos y en accesibilidad a cartas fianza que les permitan recibir adelantos por sus contratos de obra, destacó.

Esta situación los obliga a utilizar su poca liquidez, a afectar su capital de trabajo, o a desistir de concursar en licitaciones, anotó.

En ese sentido, Cofide, en su rol promotor del desarrollo del país, ofrece a estas empresas una alternativa que les permitirá desarrollar las obras adjudicadas sin contratiempos: el fideicomiso de adelantos de obra y materiales, indicó.

El otorgamiento de adelantos a través de este tipo de fideicomiso, regulado por la Ley de Contrataciones del Estado (Ley 30225) y su reglamento, genera una mayor competencia en las licitaciones, pues reduce las barreras de entrada a los concursos públicos, asegura el inicio de obra y reduce los riesgos de paralizaciones, explicó.

Esto despierta confianza a la entidad pública y abre más posibilidades de desarrollo a las pymes contratistas y en general al sector construcción, refirió.

Más beneficios

Un contratista debe elegir el fideicomiso de adelanto de obra y materiales porque a diferencia de los requisitos para otorgar una carta fianza, este no requiere que las pymes constituyan un depósito en garantía en la entidad financiera, que puede ser superior a 40% del monto de la carta fianza (en algunos casos llega al 100%), o poner en prenda o hipotecar bienes, señaló.

Otros beneficios no menos importantes para el contratista son que los costos de este fideicomiso resultan normalmente más económicos que una carta fianza, y que, al no requerir crédito bancario para financiar el depósito en garantía, le permite conservar su capacidad de financiamiento para afrontar contingencias, comentó.

Para el contratante tiene además una ventaja mayor, pues los recursos transferidos al fideicomiso son intangibles, y no pueden ser embargados por terceras personas, indicó.

Además, al contar con un supervisor adicional, se robustece el control para que dichos recursos sean aplicados directa y exclusivamente en las obras y su avance no se detenga, agregó.

Gestión de fondos

Este servicio fiduciario es ofrecido por Cofide, que cuenta con más de 25 años de experiencia estructurando fideicomisos y comisiones de confianza (incluidos los más importantes para el país, como Reactiva Perú), destacó.

Actualmente, es la primera institución pública del país en administrar patrimonios fideicomitidos a nivel nacional por más de 4,500 millones de dólares, reportó.

Finalmente, señaló que la modalidad del fideicomiso de adelantos de obra y materiales ya se encuentra a disposición del empresariado nacional y para más información se puede escribir a: serviciosfiduciarios@cofide.com.pe

¿Qué es un fideicomiso?

El fideicomiso es un contrato por el cual una o más personas (fideicomitentes o fiduciantes) transmiten bienes, dinero, derechos presentes o futuros de su propiedad a otra persona.

El que recibe esos recursos (fiduciario) administra o invierte los bienes en beneficio propio o de un tercero.

Fuente Andina

 

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

cinco × 5 =

Translate »