Cerca de 300,000 mypes están en condiciones de convertirse en proveedoras del Estado, pero no pueden hacerlo con plena seguridad por carecer de información y de capacitación.

Las micro y pequeñas empresas (mypes) cumplen un rol fundamental en el tejido empresarial peruano porque son las principales generadoras de empleo, con alrededor del 86% en el sector privado. Además, representan el 58.6% de la población económicamente activa (PEA) ocupada y aportan el 23.5% del valor agregado total de las empresas privadas formales, de acuerdo con el Ministerio de la Producción (Produce). Por si fuera poco, contribuyen con cerca del 27% del producto bruto interno (PBI) nacional.

Estas unidades empresariales intentan acceder a nuevos mercados locales e internacionales, pero aún se necesita trabajar en factores de competitividad, así como especializarse en exportar productos con mayor valor agregado.

En este contexto, se pueden destacar las iniciativas impulsadas por el Poder Ejecutivo para facilitar la participación de las micro y pequeñas empresas en los procesos de compras estatales.

En la actualidad, cerca de 300,000 mypes están en condiciones de convertirse en proveedoras del Estado, pero no pueden hacerlo con plena seguridad por carecer de información y de capacitación de su personal administrativo, comenta el presidente de la Escuela de Gobierno, Isaac Mekler.

Un porcentaje significativo de menor eficacia en gasto se genera por información desactualizada que se brinda a los proveedores, lo que se evidencia en los retrasos de las compras, por lo que todos los años se devuelve una gran parte del presupuesto al erario nacional, lo que perjudica a la población.

En opinión de Mekler, los empresarios que contratan con el Estado deben capacitar permanentemente a su personal con cursos o diplomados de actualización en diversas áreas de la gestión pública o contrataciones del Estado.

El presidente de la Sociedad Peruana de Pymes, Jorge Panizo, manifiesta que los programas estatales en los que participan las mypes involucran, en su gran mayoría, al sector productivo. No obstante, en el universo de estas unidades, el 84% aproximadamente está conformado por empresas prestadoras de servicios.

En este caso, Panizo espera una mayor participación de este rubro, considerando que servicios y comercio representan la mayor fuerza reactivadora de la economía nacional.

El desarrollo de las mypes compromete a todo el país y no solo a un sector empresarial. Por lo tanto, es imprescindible que todas las actividades productivas, incluyendo servicios, participen en los procesos de compras estatales, propone el dirigente gremial.

Luego de la promulgación de la Ley N° 30818, que permite modificaciones en la medida de reactivación económica Compras a MYPErú, a efectos de incrementar oportunidades de mercado para las mypes y propiciar la formalización laboral, el ministro de la Producción, Raúl Pérez-Reyes, destacó que la norma permite que gobiernos regionales y entidades estatales hagan adquisiciones mediante esta modalidad hasta el 31 de diciembre del 2020.

Las mypes son vitales para la economía nacional; por ello, requieren que se les brinden mayores oportunidades en las compras estatales, como a otros sectores.

Fuente El Peruano

Translate »