El ex presidente regional de Piura (2011-2014), Javier Atkins Lerggios, fue sentenciado este lunes a cuatro años de prisión suspendida por el delito de negociación incompatible en agravio del Estado.

El Primer Juzgado Unipersonal Penal de Sullana lo condenó por el favorecimiento a su sobrino político Víctor Manuel Zapata Figallo, a través de su empresa de seguridad.

Durante la gestión de Atkins, el hospital de Sullana (cuyos directores son designados por el Gobierno Regional Piura), contrató a la empresa 4M para el servicio de vigilancia y seguridad. Según la investigación fiscal, el contrato se hizo sin haber pasado por un proceso de selección, como lo dispone la ley.

La sentencia es histórica, ya que Javier Atkins se convierte en el primer ex presidente regional de Piura condenado por corrupción.

Con él, también fue condenado Gerásimo Monasterio Álvarez Ato, ex director del hospital, a tres años de prisión suspendida por el delito de colusión simple. Si bien ambos no irán a prisión, deberán cumplir reglas de conducta.

En tanto, los imputados Mariano Yáñez Cesti (otro ex director), Henry Alvarado Castillo (ex administrador) y Víctor Zapata Figallo fueron condenados a 6 años de prisión efectiva por el delito de colusión agravada, previsto en el artículo 384 del Código Penal.

Los cinco sentenciados también fueron inhabilitados de la función pública por el plazo de sus respectivas condenas, y deberán pagar S/ 20 mil de forma solidaria, por concepto de reparación civil a favor del Estado.

La lectura de sentencia estuvo a cargo del juez Omar Reyes Jiménez. Los abogados de los imputados anunciaron que apelará la sentencia, por lo que esta deberá ser confirmada en la Sala Penal de Apelaciones de Sullana.

Fuentes cercanas a Javier Atkins señalaron que el ex presidente regional está fuera de Piura, y no contestará llamadas para pronunciarse al respecto hasta haberse reunido con sus abogados y conocer a detalle la sentencia.

Víctor Zapata es sobrino de la esposa de Javier Atkins, Sandra Figallo. Durante el 2011 y 2012, su empresa 4M ganó la buena pro para encargarse de la seguridad y vigilancia del hospital de Sullana. En los años siguientes, 2013 y 2014, la empresa continuó prestando servicios sin haber participado de un proceso de selección. El hecho fue advertido por el cuerpo médico del nosocomio.

Javier Atkins Lerggios postuló al Congreso en el 2016 por el partido Peruanos Por el Kambio (PPK). Entre abril del 2018, el gobierno lo designó viceministro de Pesca y Acuicultura (Produce), cargo que desempeñó hasta marzo del 2019.

La semana pasada fue absuelto del delito de colusión agravada, por la sobrevaloración en la obra del puente San Miguel de Piura.

Fuente El Comercio

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

diecinueve − trece =

Translate »