El Consorcio Sipán ratificó su pretensión de exigir 23 millones de soles a la Entidad Prestadora de Servicios de Saneamiento de Lambayeque (Epsel), vía arbitraje, por obra inconclusa de los emisores principales de la ciudad de Chiclayo.

El gerente de Epsel, Mirko Jurado Dueñas detalló que se contrató al árbitro, Edwin Zamora para que coadyuve en la defensa de la empresa prestadora de servicios.

Jurado Dueñas, reconoció que es un pasivo que asumió su administración y sostuvo que hubo lentitud para afrontar la demanda de arbitraje que presentó la contratista el 11 de abril del 2017, tras resolverse el contrato en febrero del mismo año.

En el informe N° 586 de la Contraloría General de la República que remitió a Epsel, se especificó que el consorcio Señor de Sipán detalló 12 pretensiones referidas al pago por los materiales que se encuentran en la zona de intervención y por gastos generales.

Al respecto, el gerente de proyecto y obras de Epsel, dio cuenta que la contratista pide el reconocimiento de supuestas utilidades dejadas de percibir, partidas no reconocidas y el uso de equipos que sirven para deprimir la napa freática, cuando solo usaron motobombas en los trabajos y se habría cambiado de especificación.

“La obra de los emisores principales de Chiclayo, para los que el Estado destinó en el año 2015, la suma de 69 millones de soles a fin de mejorar el sistema de alcantarillado, quedó paralizada al 66.5%, pues no se terminó ningún emisor. Sin embargo, este hecho no impide continuar con la ejecución de la obra y no hay inconveniente para lanzar la licitación de los emisores Norte-Norte y Norte en abril, pues Epsel tiene 9 millones para reiniciar los trabajos”, sostuvo Jurado Dueñas.

Fuente RPP

Translate »