Una investigación fiscal sobre organización criminal, extorsión, usurpación, lavado de activos y corrupción de funcionarios, durante la gestión del exalcalde de San Juan de Lurigancho, Juan Navarro Jiménez, podría costarle la cárcel, así como a funcionarios de su confianza que continúan en la municipalidad, nombrados por el actual burgomaestre Alex Gonzales.

La Cuarta Fiscalía Supraprovincial Corporativa Especializada Contra la Criminalidad Organizada, ya cumplió un año de pesquisas preliminares sobre la adjudicación “a dedo” de S/ 7’003,995.25 por recojo de residuos sólidos con la empresa ECO RIN SA (hoy Eco San Juan). Se pagó por acopiar 70,074.99 toneladas métricas de basura por 90 días, pero lo máximo que el distrito produce en ese lapso es 18 mil TM. Es decir, se pagó un adicional. A pesar de la investigación, Gonzales continúa en tratos con esta empresa.

Además, Edilberto Sánchez Sánchez, gerente municipal durante la gestión de Navaro, ha sido puesto en el cargo de confianza de gerente de Desarrollo Ambiental. Sánchez y otros 27 funcionarios del anterior periodo están comprendidos en la carpeta fiscal 50601508-2018-47.

El trabajo del fiscal Gabriel Tito Quispe incluye supuesto cobro de cupos a prostíbulos clandestinos que abundan en el distrito, y que habrían sido heredados por el alcalde Gonzales. Algunos incluso siguen funcionando apenas a una cuadra del Palacio Municipal, siendo cerrados y reabiertos eventualmente.

SIERRA ASESOR

A Gonzales se le vincula también con Gustavo Sierra, quien fue detenido cuando cobraba una coima en su nombre. El alcalde negó vínculo alguno con el intervenido, pero lo había registrado como asesor suyo en Defensoría del Pueblo.

Fuente Diario Expreso

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

18 − dos =

Translate »