Jorge Barata tiene mucho que contar. Su relato traerá muchas sorpresas. En la declaración que realizó la tarde de ayer martes en Curitiba, Brasil, anunció que hoy revelará nuevos nombres y quién o quiénes fueron los beneficiarios finales de los sobornos pagados por el Metro de Lima.

Así, la declaración de este miércoles será trascendental para las investigaciones y, según uno de los abogados presentes en el interrogatorio, para personas que hasta ahora permanecen como espectadores en el caso de los sobornos.

En este su primer día de declaraciones, indicó que, aparte de los pagos realizados a través de empresas offshore a funcionarios del Ministerio de Transportes y Comunicaciones, encabezados por Jorge Cuba Hidalgo, también se realizaron pagos en efectivo en Lima.

Más pruebas

Sobre este punto entregarán al Equipo Especial, una vez que se apruebe el acuerdo de colaboración con la fiscalía, unos 4 mil folios con prueba documental de todo el movimiento del dinero de los sobornos.

Jorge Barata aclaró la declaración que diera en febrero Carlos Nostre sobre un pago total de US$ 24 millones en sobornos por los tramo 1 y 2 del Metro de Lima. Agregó que los sobornos en total sumaron 14 millones de dólares. Esto incluye el dinero entregado a Cuba y a Luis Nava Guibert, a través de Miguel Atala.

Explicó que aproximadamente el 45% de los fondos que se provisionan para sobornos por una obra se gasta en generación de contratos ficticios, pago de impuestos, intermediarios y otros gastos de mover el dinero. El resto, un 55% aproximadamente, es lo que llega en efectivo al funcionario sobornado.

El exfuncionario de Odebrecht habló de los pagos a Cuba y otros funcionarios del Ministerio de Transportes y Comunicaciones, pero se reservó lo principal para hoy.

Esta reserva también fue planteada por el fiscal, pues en ese momento no estaban presentes los investigados que podían ser mencionados. Ellos recién estarán hoy.

Graña y Montero

Jorge Barata también afirmó que la empresa consorciada Graña y Montero estuvo enterada del pago de sobornos por el Metro de Lima. Precisó que GyM se enteró del pago de sobornos entre la ejecución del tramo 1 y la firma del contrato del tramo 2. Luego, la constructora peruana aceptó reducir parte de sus utilidades para compensar a Odebrecht por el gasto extra. Barata reconoció que hicieron que GyM pague tres millones sobre el porcentaje que les correspondía de los sobornos.

En la rendición de cuentas del pago de sobornos habían arreglado que los pagarían en orden de la participación de cada uno en el consorcio, pero al final, como GyM no quería saber en detalle los sobornos pagados, terminó poniendo tres millones más de lo que le correspondía.

En febrero del 2018, Barata también declaró que la constructora Graña y Montero y las otras consorciadas peruanas tuvieron conocimiento del pago de sobornos por la carretera Interoceánica y que participaron con parte de sus utilidades para cubrir los fondos utilizados.

A través de un comunicado, la constructora GyM señaló que no cuentan con información que corrobore o contradiga lo dicho por Jorge Barata.

Avanza negociación con Leo Pinheiro

– Leo Pinheiro, expresidente de la constructora OAS, empezó a declarar ante el fiscal Germán Juárez sobre los sobornos por contrato de obras públicas en la Municipalidad de Lima, en las gestiones de Susana Villarán y Luis Castañeda.

– Los interrogatorios de Pinheiro con el Equipo Especial se realizan en la sede de la Policía Federal en Curitiba. En esa dependencia policial, el exejecutivo de OAS se encuentra detenido por el caso Lava Jato en Brasil.

– Las declaraciones avanzan con lentitud, pues Pinheiro requiere el aval de los fiscales brasileños de Lava Jato para que su declaración no afecte el acuerdo firmado allá. Esas coordinaciones no permiten avanzar como los fiscales peruanos requieren.

– Pinheiro seguirá declarando este miércoles, a las 9 a.m., en paralelo con Jorge Barata, en Curitiba.

Fuente La República

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

doce − 9 =

Translate »