De acuerdo con el ex ministro Alfredo Thorne, el fenómeno de El Niño costero y los problemas de corrupción asociados al Caso Lava Jato fueron los dos factores que más golpearon a la economía peruana durante este año.

 “La inversión pública en el primer trimestre cayó en 12%. Si a esa inversión pública le quitas todos los distritos que han sido declarados en emergencia, habría crecido 12%”, afirmó ayer durante una entrevista en RPP TV.

Además, aseguró que los casos de corrupción fueron el principal impedimento para destrabar proyectos de infraestructura como el Gasoducto Sur Peruano, Chavimochic y Olmos en relación al caso de corrupción de la empresa brasileña Odebrecht.

“Lo que nos han dejado es un gran escándalo de corrupción asociado a la infraestructura”, argumentó.

En relación a los proyectos en Pro Inversión, el ministro de Economía indicó que la agencia estaba paralizada cuando ellos ingresaron y ellos habrían favorecido un cambio.

“Lo que nosotros hemos hecho es fortalecer Pro Inversión, la hemos transformado. La está liderando Álvaro Quijandría y es una institución totalmente distinta a la que era antes”, respondió Thorne.

Obra

“Hoy día tenemos que la inversión privada cae al 6%, en parte por falta de confianza y por exceso de ruido político”, señaló el ministro (Foto: El Comercio)

El tercer elemento que ayudaría a impulsar la economía serían las obras públicas. Thorne indicó que solicitaron una ampliación presupuestaria dentro del programa de reconstrucción. El monto solicitado fue de US$6.400 millones.

Frente a un panorama donde la economía no registra avances para sus ciudadanos, Thorne señaló que las expectativas de organismos internacionales tendrían otro pronóstico en relación a la situación del país.

“Las proyecciones de los organismos internacionales nos ponen como líder en el crecimiento, creciendo entre 2,8% y 3%”, precisó Thorne. A diferencia de países como Colombia y Chile, el Perú tendría un panorama más alentador.

RECAUDACIÓN TRIBUTARIA

Thorne indicó que 400 mil contribuyentes pasaron desde el régimen general al régimen de las Mype, en relación al tema de recaudación tributaria. A través de un Decreto Legislativo, se ordena a la SUNAT realizar esta transferencia.

Asimismo, el ministro indicó que han incrementado el impuesto a las grandes empresas de 28% a 29.5%.

Sunat

La gran reforma , según Thorne, es el impulso que se otorga a las empresas para crecer. Esto, en una relación entre las ganancias de la empresa y el impuesto que paga. (Foto: El Comercio)

Su equipo de trabajo implementó el impuesto al crecimiento; el cual consiste en que a medida que el empresario genera riquezas, paga sus tributos: desde uno menor hasta un impuesto más alto, en relación a sus ingresos.

“Antes, las tasas eran tan altas que las empresas no tenían ningún estímulo para crecer. Hemos sincerado las tasas: a medida que va ganando, va contribuyendo. Esa es la gran reforma”, sostuvo Thorne.

AJUSTE FISCAL

Frente a los cuestionamientos de algunos economistas sobre que el ajuste fiscal establecido por el MEF “habría matado el crecimiento económico”, ya que había encontrado la economía creciendo a 4,4% y al finalizar el año 2016 la cifra se posicionó en 2,6%, Thorne respondió que “nos dejaron con un déficit en 3,4% y si no hacíamos algo al respecto, terminaríamos en 3,8%”.

En relación al crecimiento de los gastos corrientes (bienes y servicios, consultorías y planillas), el ministro calificó este ascenso como “insostenible”.

Por último, enfatizó el trabajo que deberían realizar el Ejecutivo y Congreso de forma conjunta.

“Lo mejor que podemos hacer con las expectativas es generar un clima de confianza y un clima armonioso entre ejecutivo y legislativo. Necesitamos ponernos los dos a trabajar para salir adelante”

Fuente El Comercio

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

5 × 4 =

Translate »