En cuatro días de interrogatorios en Brasil, los fiscales José Domingo Pérez, Germán Juárez Atoche, Geovana Mori Gómez y Carlos Puma Quispe han recibido la contextualización casi exacta de la corrupción que afectó el Metro o Tren Eléctrico de Lima y la Carretera Interoceánica.

Una corruptela que alcanzó a todos los gobiernos desde el 2001: Alejandro Toledo, Alan García, Ollanta Humala, Pedro Pablo Kuczynski, así como a la principal líder opositora, Keiko Fujimori, y parte de la élite empresarial.

La corrupción tocó a todos. Jorge Barata, ex CEO de Odebrecht, indica que determinados políticos y un grupo de empresarios del país participaron y recibieron o entregaron sobornos. Nadie hizo nada por evitarlas. Unos se beneficiaban directamente. A otros, el flujo constante y abundante de dinero sucio les resultaba funcional.

El país poco importaba. Los intereses nacionales no aparecen en las respuestas de Barata. Ni siquiera como una excusa. Los mayores indicios y pruebas, aportados por Barata apuntan a los gobiernos de Toledo, García y un sector de la élite empresarial. Para demostrar la participación de los demás aún falta mucho trabajo.

Los días previos

Los días previos a los interrogatorios en Curitiba fueron muy tensos para el Equipo Especial y la constructora Odebrecht. La aprobación del acuerdo de colaboración eficaz dependía de lo que dijera Jorge Barata. Si no era claro sobre el tema García, todo podía tambalear.

Por eso, se revelaron los pagos a Luis Nava, con el codinome de “Chalán”. La detención de Alan García y sus principales colaboradores tenía el mismo objetivo: decirle a Barata que ya no había nada de qué preocuparse. El suicidio de García lo complicó todo.

Barata le tenía mucho aprecio a García, pero también temía al Apra. En la casa de playa de Luis Nava no solo se habló de los sobornos a Toledo. Barata, de acuerdo con nuestras fuentes, dudó hasta el 23 de abril. La intervención del abogado Erasmo Reyna lo terminó por convencer. Habló lo suficiente para que los fiscales concluyan su trabajo.

Preocupación mortal

Fuera de registro, el 23 de abril, Jorge Barata y los abogados de Odebrecht expresaron a los fiscales José Domingo Pérez y Rafael Vela su preocupación por la salud del expresidente Kuczynski. Dado su estado de salud y el reciente suicidio de García, era un absurdo insistir en su prisión preventiva. Un nuevo desenlace fatal podría complicar el proceso judicial. Vela y Pérez habrían entendido el mensaje. Kuczynski tiene ahora detención domiciliaria.

Alan García

Presidente, 1985-1990 2006-2011

No acusó directamente al expresidente García. Con su muerte ya no es necesario. Tampoco tiene utilidad procesal. Pero describió un contexto en el que es difícil creer que no sabía nada ni tenía participación.

En la oficina contigua a la presidencia, se aprobó la continuidad de la construcción de la carretera Interoceánica y en el avión presidencial, la viabilidad del Metro de Lima. Ambos proyectos con pagos de sobornos a sus más íntimos colaboradores.

Alejandro Toledo

Presidente 2001-2006

Ratificó los pagos ilícitos al expresidente Alejandro Toledo, a través de su amigo Josef Maiman, de 31 millones de dólares por la vía Interoceánica Sur. El soborno se empezó a pagar durante su gobierno y continuó en el de García. “Barata, paga carajo”, reclamaba ante los retrasos, aun cuando ya no estaba en el poder. Además, recibió otros 700 mil dólares en efectivo, el 2011, ante la posibilidad de un segundo mandato.

Susana Villarán

Alcaldesa de Lima 2011-2014

Reconoció que en el 2013 aportó US$ 3 millones a la campaña contra la revocatoria de Susana Villarán para mejorar su relación con el municipio de Lima. Destinó US$ 2 millones para pagar a la empresa del publicista Valdemir Garreta. Otro millón de dólares se entregó a su gerente general, José Miguel Castro. Negó que ese aporte se condicionara a la ejecución del proyecto Rutas de Lima. No financió campaña a reelección.

Pedro Pablo Kuczynski

Presidente 2016-2018

No se refirió directamente al expresidente Pedro Pablo Kuczynski. Sin embargo, sí declaró sobre su socio, Gerardo Sepúlveda. Señaló que si bien sabía que era socio del exjefe de Estado, los contratos con Sepúlveda se trataron únicamente con él y los servicios se prestaron efectivamente, sin esperar un beneficio directo por esos pagos.

Graña y Montero

Principal constructora nacional

Reafirmó que los principales ejecutivos de las constructoras peruanas consorciadas Graña y Montero, JC Contratistas Generales e Iccgsa tenían conocimiento de los pagos de sobornos por la Interoceánica Sur en el gobierno de Alejandro Toledo, y en el Metro de Lima en la gestión de García. Dijo que los directivos de la constructora no conocieron los detalles, pero aceptaron poner su parte para los sobornos.

Club de la Construcción

Carlos García, exviceministro del MTC

Aunque indicó no conocer todos los pormenores, indicó que las principales constructoras del país formaron una asociación para adjudicarse los proyectos de construcción que licitaba Provías Nacional, del Ministerio de Transportes y Comunicaciones. Ellos decidían quién ganaba y pagaban sobornos a los funcionarios estatales. Las empresas consorciadas también formaron parte del club.

Arbitrajes

Árbitro Horacio Cánepa

Confirmó que Odebrecht le pagaba doble sueldo y un bono al militante del Partido Popular Cristiano y abogado Horacio Cánepa, para favorecerlos en los arbitrajes con el Estado. Recibía un sueldo como asesor, otro como árbitro y 1% de lo que se obtuviera en el arbitraje. Junto a Cánepa, otros árbitros también se habrían vendido.

Aportes de campaña

Elecciones 2006 y 2011

Detalló que aportaron a las campañas de Alejandro Toledo, Alan García, Ollanta Humala, Pedro Pablo Kuczynski, Keiko Fujimori y Lourdes Flores, y los gobernadores regionales Félix Moreno y Jorge Acurio. El dinero salió de la caja 2 de Odebrecht, pero Barata dijo que al momento de entregar el dinero, él pensaba que eran fondos no contabilizados. Los candidatos no supieron de dónde salía el dinero.

Metro de Lima

Tren eléctrico de Lima

Señaló que los sobornos por el Metro de Lima en el gobierno de Alan García totalizaron US$ 14 millones. Autorizó el pagó de US$ 10 millones al exviceministro Jorge Cuba Hidalgo y otros funcionarios del MTC, como Edwin Luyo y Santiago Chau. Hubo pagos adicionales por US$ 4 millones para otros funcionarios. También se cuenta un pago a José Nava Mendiola, hijo de Luis Nava, el exsecretario de la presidencia.

Carretera Interoceánica

Sostuvo que pagaron US$ 31 millones al expresidente Alejandro Toledo por el tramo 2 y 3 de la vía Interoceánica, y otros US$ 3 millones a Luis Nava Guibert para la continuidad de ese proyecto.

Además, informó que Toledo recibió un pago adicional de Camargo C orrea y las otras constructoras que tuvieron a su cargo el tramo 4 de la Interoceánica.

Gonzalo Monteverde

Gonzalo Monteverde, operador económico

Declaró que Gonzalo Monteverde era uno de los operadores de la División de Operaciones Estructuradas de Odebrecht, a través de sus empresas, para traer el dinero ilícito o no contabilizado que se utilizaba para el pago de sobornos en efectivo o aportes de campaña en el Perú.

César Álvarez

Ex gobernador regional de Áncash

Barata autorizó el pago a César Álvarez de un soborno de US$ 2,6 millones por la construcción de la carretera Carhuaz-Chacas-San Luis. La coima se concretó en un banco de Hong Kong. El soborno se descubrió en la investigación del caso La Centralita.

Jorge Acurio Tito

Ex gobernador regional de Cusco

Barata autorizó el pago de US$ 3 millones al ex gobernador regional del Cusco Jorge Acurio Tito, aunque solo le entregaron US$ 1,2 millones por la construcción y remodelación de la avenida Evitamiento Cusco.

Chalán

Luis Nava,operador económico

“Chalán” es el codinome que Jorge Barata asignó en la División de Operaciones Estructuradas (DOE) a Luis Nava Guibert, secretario general de la presidencia en el segundo gobierno de Alan García. Era su seudónimo para el pago de sobornos por la Interoceánica. Le puso ese nombre por ser el que cuidaba al presidente García.

Budian

Codinome asignado al exgerente de la Municipalidad de Lima José Miguel Castro, para recibir los aportes en la campaña contra la revocatoria de Susana Villarán. Se lo pusieron en recuerdo de un pez de boca alargada, refirió Barata.

Laque

En la división de Operaciones Estructuradas figura el codinome LAQUE para identificar los pagos al dirigente aprista Luis Alva Castro. Barata dice que le asignó las siglas LAC y no sabe cómo derivó en Laque. LAC en portugués tendría ese pronunciamiento.

Almohadita

Barata asignó ese codinome a Juan Carlos Zevallos, exjefe de Ositran, que recibió pagos por US$ 750 mil para agilizar la entrega de Certificados de Avance de Obras, que permitieran los adelantos de pagos por las obras que construía Odebrecht. Se lo puso en alusión a su sobrepeso.

Don Quijote

Es el codinome asignado al exfundador de la consultora Alpha Consult, Jorge Peñaranda Castañeda, para registrar pagos por US$ 2,6 millones por elaborar un estudio a favor de Odebrecht por la Interoceánica Sur y Norte.

Darth Vader

Sacado de Star Wars, este codinome fue utilizado para identificar a Dirse Valverde, el exgerente del Gobierno Regional de Áncash que negoció los pagos ilícitos para el exgobernador regional César Álvarez. Barata no quiso explicar por qué utilizó ese nombre.

Fuente La República

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

dos × cuatro =

Translate »