Luego de conocerse las presuntas irregularidades en el contrato que firmó el titular del ayuntamiento chiclayano, Marcos Gasco Arrobas con la empresa Veolia Servicios Perú SAC, los regidores de oposición solicitaron ayer en sesión de concejo la nulidad del mismo.

Los munícipes Jony Piana, Percy Espinoza y Orlando Puell se mostraron a favor de que el contrato quede sin efecto, en razón que la Contraloría General de la República emitió un informe en el que se detallan los hechos adversos que vulnerarían la Ley de Contrataciones del Estado.

“Nosotros en cumplimiento de nuestra función fiscalizadora hemos cumplido con advertir este problema, por lo que la autoridad municipal debe tomar en cuenta”, expresó Jony Piana.

El concejal exhortó a respetar la normativa. “Existen las causales para que el contrato sea anulado, pero es una decisión ejecutiva que le compete al burgomaestre”, indicó.

Asimismo precisó que el ente de control detalló que Veolia no cumplió con los requisitos que se exigieron en las bases del contrato; sin embargo, tuvo la aprobación de la Subgerencia de Logística.

“Son varios los elementos que se han tomado en cuenta para solicitar a la autoridad municipal tome en cuenta el petitorio”, remarcó y añadió que este hecho podría originar una denuncia penal contra el alcalde y regidores.

La clave

Resultado. Piana dijo que hay quejas por el recojo de los residuos sólidos que realizan las ocho compactadoras, pues solo retiran las bolsas.

Fuente La República

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

uno × dos =

Translate »