El proceso de arbitraje por la obra de remodelación del Estadio Elías Aguirre concluyó con un acuerdo favorable para el Instituto Peruano del Deporte (IPD).

El Tribunal Arbitral resolvió declarar la nulidad absoluta del contrato que firmó el IPD con Consorcio Chiclayo tras ganar la licitación de la obra en 2013.

RESULTADO

Casi nueve años después de la demanda que presentó dicho consorcio, el IPD ganó el proceso para recuperar la ejecución de la obra “Mejoramiento de los servicios deportivos en el complejo Elías Aguirre”.

De acuerdo a la resolución N° 47, emitida el último 25 de abril, el Tribunal Arbitral decidió declarar improcedente parte de las pretensiones que presentaron ambas partes (tanto el IPD como el Consorcio Chiclayo).

Sin embargo, declaró fundado la anulación del contrato firmado el 21 de mayo de 2013 “al haberse transgredido el principio de presunción de veracidad durante el proceso de selección”.

El fallo del Tribunal Arbitral, al que accedió Correo, hace referencia a los hallazgos del informe N° 953-2015 de la Contraloría sobre el proceso de otorgamiento de la buena pro de la obra.

Para solicitar la nulidad del contrato, el IPD argumentó que Consorcio Chiclayo no cumplió los requerimientos técnicos mínimos establecidos en las bases.

Además, señaló que Contraloría determinó que la empresa presentó documentación “cuestionada” sobre la experiencia laboral de los profesionales contratados para la elaboración del expediente técnico.

Sin embargo, Consorcio Chiclayo respondió que la responsabilidad por este hecho debía ser imputada exclusivamente a la empresa que suscribió la promesa formal, y no al resto de compañías consorciadas.

Finalmente, el Tribunal Arbitral consideró que el consorcio sí presentó documentos inexactos para sustentar la experiencia de 14 de los profesionales propuestos.

Por ejemplo, se confirmó la existencia de certificados de trabajo irregulares que no fueron reconocidos por los propios profesionales.

Tal es el caso de Raúl Augusto Loza Arce, cuyo hijo declaró que su padre sufrió un derrame cerebral en 2011 pero el Consorcio le atribuyó haber elaborado el estudio de mecánica de suelos del expediente técnico.

El Tribunal Arbitral también resolvió que Consorcio Chiclayo pague al IPD la suma de S/487,996 que le fue otorgada por concepto de adelanto directo por la elaboración del expediente.

La presidenta del IPD en Lambayeque, Karina Puelles Roque, manifestó que solicitará apoyo al Gobierno Regional de Lambayeque para retomar el proceso de contratación.

“Estamos libres para pedir la actualización del expediente técnico y tener un nuevo estadio”, agregó.

Fuente La República

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

veinte + 2 =

Translate »