Un grupo de fiscales de la Fiscalía Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios de Trujillo inspeccionó este lunes la obra de remodelación de la Plaza de Armas de esta ciudad, horas antes de ser entregada a la ciudadanía.

La inspección duró cerca de dos horas y aunque no quiso dar declaraciones a la prensa, la fiscal adjunta Juscylina Reyes Alva dijo que se encontraba en representación de la fiscal responsable del caso, Marlene Mariños Lecca, especializada en delitos de corrupción de funcionarios.

La Plaza de Armas de Trujillo fue cerrada en agosto de 2017 y su remodelación demandó una inversión de más de S/ 3 millones. Entre los trabajos que se ejecutaron figuran el cambio total del piso y de las bombillas de las farolas [tendrán luz led]. Sin embargo, la obra no es del agrado de un grupo de ciudadanos debido al retraso que tuvo y los acabados de la misma.

Ante esta situación, la Fiscalía Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios de Trujillo inició una investigación por la denuncia de una supuesta sobrevaloración en la sobras de remodelación del piso del lugar.

La denuncia fue presentada en el 2017 por un grupo de regidores de la Municipalidad Provincial de Trujillo contra el alcalde de esta ciudad, Elidio Espinoza, y otros funcionarios por el presunto delito de colusión desleal ante la referida fiscalía.

El Comercio intentó conversar con el gerente del Proyecto Especial del Patrimonio Monumental de Trujillo, Mario Falero, durante la inspección de la fiscalía, pero se disculpó y dijo estar ocupado. En los últimos días, el alcalde Elidio Espinoza también ha evitado hablar sobre el tema.

La obra de remodelación de la Plaza de Armas de Trujillo será entregada este lunes por la tarde, a cinco días de la visita del papa Francisco a esta ciudad.

Fuente El Comercio

Translate »