El fiscal de Lavado de Activos, Richard Rojas Gómez, señaló ayer al juez John Pillaca que el dueño de Perú Libre, Vladimir Cerrón, ha ocultado el real patrimonio que obtuvo tras cometer actos de corrupción, usando a gente de su confianza para ese fin, como su madre Bertha Rojas.

En la audiencia de prisión preventiva, el fiscal Rojas sostuvo que la familia de Reynaldo Misayauri Cañari fue favorecida con contrataciones públicas durante la gestión regional en Junín de Cerrón para que esta, posteriormente, le comprara una oficina en el edificio ubicado en la calle Paseo La Breña N°125-133 por S/162,450.

“El testigo Misayauri dijo que se dedica a la actividad agrícola, actividad que no le genera muchos ingresos económicos; contó que arrienda un terreno agrícola que no supera los 10 mil soles mensuales. No existe evidencia de que tenga cuentas bancarias para haber comprado la oficina del investigado Cerrón”, argumentó.

Otra de las evidencias presentadas por el Ministerio Público fue que, intencionalmente, Cerrón no inscribió ante la Sunarp el local de su partido, ubicado en Lima, por el que pagó US$220 mil. Según la tesis fiscal, de esa manera buscaba evitar que la propiedad sea embargada ante una eventual investigación.

Asimismo, la Fiscalía señaló que Bertha Rojas tampoco ha logrado sustentar de dónde consiguió el dinero para abonar S/284 mil que correspondían a la reparación civil del exgobernador regional. Su hijo declaró que ese dinero fue un préstamo que le hizo su madre y que el dinero era parte de los ahorros que ella tenía “fruto de su trabajo de varios años”.

El fiscal advirtió, no obstante, que, cuando se le consultó a la investigada de dónde sacó el dinero para comprarse un vehículo, esta señaló que fue Cerrón Rojas quien se consiguió un préstamo para concretar la adquisición. “En realidad quieren ocultar la procedencia del dinero ilícito”, acotó. La audiencia continúa este miércoles.

Fuente Perú21

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

8 + catorce =

Translate »